PRESUPUESTOS DEL ESTADO

El Banco de España cuestiona "el optimismo" en la previsión de ingresos del Gobierno

El gobernador pide vigilar la recaudación para recortar gastos o subir impuestos si es preciso

Linde reclama un plan "detallado y creíble" de corrección del défiicit para reducir la deuda pública

Luis María Linde en el Congreso de los Diputados, en una imagen de archivo.

Luis María Linde en el Congreso de los Diputados, en una imagen de archivo. / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

El Banco de España también desconfía de la "optimista" previsión de ingresos sobre la que el Gobierno ha construido el proyecto de Presupuestos del Estado. El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha llamado la atención sobre las elevadas tasas de crecimiento de los ingresos que ha proyectado el Gobierno y ha advertido de que será necesario vigilar la evolución de a recaudación a lo largo del 2017 "de manera que se pueda reaccionar a tiempo", con nuevos recortes del gasto o subidas adicionales de impuestos, si no se cumplen las previsiones. Eso es lo que pasó en el 2016, ejercicio en el que el Gobierno se vio obligado a recortar los gastos en más de 5.000 millones, a cambiar el sistema de pagos fraccionados del impuesto de sociedades, y a aprobar en diciembre una subida de este tributo y de los gravámenes sobre el alcohol y el tabaco.

"La estimación de ingresos es un poco optimista", ha dicho Linde este martes durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. Según el Banco de España,  la previsión de un crecimiento del 7,8% en los ingresos tributarios ngresos tributarios también es "un poco elevada" si se tiene en cuenta que el proyecto de Presupuestos se ha construido sobre una proyección de avance de la economía de solo el 2,5% (el 4,1% en términos nominales). El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha adelantado que el Consejo de Ministros elevará la previsión de crecimiento del 2017 hasta el 2,7%.

Linde ha expresado su extrañeza, sobre todo, por la evolución prevista para la recaudación por cotizaciones sociales, (+6,3%) "para las que se prevé un avance superior al de sus  bases (empleo y salario), incluso teniendo en cuenta el efecto recaudatorio de las modificaciones normativas". Con todo, el Banco de España opina que es "factible" y "razonable" cumplir el objetivo de déficit del 3,1% del PIB, "sobre todo si se adoptan mecanismos de vigilancia sobre los ingresos".

Linde ha lamentado que "la gran partida de ajuste" en los últimos años ha sido la inversión pública y ha pedido recuperar un nivel "un poco más elevado y sostenido".  

CRÍTICA COMPARTIDA

Con sus opiniones, Linde ha puesto el dedo en la llaga de las principales críticas que ha suscitado el proyecto del Gobierno entre analistas y entre la oposición política. La mayoría de estas críticas ponen el acento en el exceso de optimismo de la previsión de ingresos y en el nuevo recorte del 20% de la inversión pública. El portavoz socialista, Pedro Saura, cifra esta sobrevaloración de los ingresos en 6.000 millones de euros y ve en las cifras del Gobierno una estrategia para justificar un nuevo recorte de gastos en la segunda mitad del año. El presidente de la Autoridad Fiscal Independiente (Airef), José Luis Escrivá, ha cifrado en 28.000 millones la sobrevaloración de ingresos que hizo el Gobierno en sus cuentas del 2016.

En línea con otra de las demandas que también plantea la Airef, el gobernador también ha pedido este martes un plan "detallado y creíble" para la corrección del déficit público que permita "reducir gradualmente el endeudamiento público". Según el Banco de España, el nivel de deuda pública cercano al 100% del PIB hace vulnerable a la economía española ante una eventual subida de tipos de interés.

Noticias relacionadas

Reformar el coste del despido

Sobre si ha llegado el momento de subir salarios en las empresas, Linde ha dicho que “en unas sí; en otras, no”, dependiendo de su situación económica.

.