Ir a contenido

Gestha acusa a directivos de Hacienda de instruir sobre cómo eludir impuestos

La Agencia Tributaria asegura que la participación de funcionarios como docentes en cursos es "explicar la normativa tributaria y su aplicación"

Agustí Sala

Zona de atención al ciudadano de una oficina de la Agencia Tributaria.

Zona de atención al ciudadano de una oficina de la Agencia Tributaria. / EFE / PÉREZ CABEZA

Cursos, jornadas... Los técnicos de Hacienda, agrupados en Gestha, aseguran que altos directivos del Fisco y la Agencia Tributaria se dedican, no a difundir las normas tributarias, sino a instruir en seminarios y cursos sobre cómo eludir impuestos.

En el marco del 15 congreso de esta organización, que se celebra en Alicante, se ha puesto de manifiesto que responsables de Hacienda "instruyen a los asesores internacionales grandes despachos tributarios en técnicas para eludir impuestos y evitar las medidas antielusión". Esas prácticas rayan "el límite del decoro y la ley de incompatibilidades", además del riesgo de comprometer su imparcialidad e independencia, aseguran en un comunicado.

Fuentes de la Agencia Tributaria aseguran que la participación en seminarios y cursos forman parte del trabajo habitual de los responsables de Hacienda para difundir y explicar los tributos. El problema es cuando los cargos, que son de confianza y libre designación, se utilizan como reclamo en cursos privados, de los que ya hay más de un centenar, destaca Gestha. 

Según la Agencia Tributaria, "la lectura que hace Gestha es completamente errónea: la participación de funcionarios de la Agencia Tributaria, altos cargos, inspectores, también subinspectores (cuerpo al que fundamentalmente representa el sindicato Gestha), etc, en cursos, charlas y conferencias de distinto contenido, tienen por objeto explicar a los receptores de esos cursos la normativa tributaria y su aplicación".

Y en lo que que respecta a fiscalidad internacional, aunque también en otros ámbitos de lo tributario que son complejos, "se requiere un conocimiento técnico elevado, que pueden aportar, entre otros expertos, los propios funcionarios de la Agencia Tributaria", agregan las mismas fuentes.

MÁSTER EN DIRECCIÓN DE FISCALIDAD INTERNACIONAL  

El principal ejemplo de estas prácticas es el máster en dirección de fiscalidad internacional del Grupo CTO Business Excellence School en Madrid, que tiene un convenio con la Universidad Católica de Murcia (Ucam), también privada. De un claustro de 27 personas, "16 son inspectores de Hacienda en activo y cuatro en excedencia".

Y, agregan que "entre los 16 en activo se encuentran los dos máximos responsables de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (Onfi), de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes (DCGC) y de la dirección general de Tributos -hasta el pasado diciembre- y cinco subdirectores generales. Este máster dedica parte de su temario las principales caracerísticas de los paraísos fiscales o la planificación fiscal y ha permitido que "por primera vez demostrar que estas prácticas ya no solo sean sospechas sino hechos", explica el secretario general de Gestha, José María Mollinedo.

DE 70.000 A 100.000 EUROS 

Gestha afirma que la mayoría de los "docentes" que participan en este tipo de cursos ya perciben salarios en Hacienda que se mueven entre los 70.000 y los 100.000 euros anuales, además de incentivos. Otro hecho que destaca este colectivo es que la participación de estos altos cargos del fisco en los cursos es a veces en horario matinal, lo que, a su juicio, podría suponer "una infracción de la ley de incompatibilidades", que exceptúa a la docencia solo cuando esta sea "ocasional". En cuanto a las compatibilidades, "las reglas son claras, están marcadas por ley y se aplican a toda la función pública", según la Agencia Tributaria.

Los técnicos de Hacienda, por su parte, exigen a la inspección de los servicios del ministerio de Hacienda que inventigue el centenar de cursos organizados por entidades privadas en los que participan altso cargos de Hacienda. También prevén pedir al Congreso de los Diputados "una regulación legal que restrinja la proliferación de este clase de cursos".