Ir a contenido

¿Qué hay de nuevo en las obras que promete Rajoy?

Las infraestructuras del corredor mediterráneo llevan un retraso de al menos cinco años y las de Rodalies, un mínimo de 10

Agustí Sala

Tren de Rodalies Renfe.

Tren de Rodalies Renfe. / ALBERT BERTRAN

En la compraventa de bienes existe el mercado de lo nuevo y el de la segunda mano o de material usado. Salvando las distancias, en las infraestructuras también. Hay proyectos de los que se discute o habla tanto que parece que existen, pero no o es así en realidad.

Con el corredor mediterráneo, el eje de prioridad europea que ha de conectar Algeciras con el norte del continente, pasando por Catalunya, y las Rodalies, los dos pilares del plan de inversiones del Estado en Catalunya para el periodo 2017-2020, sucede algo parecido. Muchos de los proyectos o estaban ya adjudicados pero paralizados o al ralent, o no han llegado ni siquiera a ejecutarse.

Ricard Font, secretario de Mobilitat de la Generalitat, estima que las obras del tramo catalán del corredor llevan un retraso mínimo de cinco años. La anterior ministra de Fomento, Ana Pastor (actualmente presidenta del Congreso), anunció en el 2012 que estas habrían finalizado en el 2015. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho ahora que estarán listas en el 2020.

En el caso de Rodalies las cosas empeoran. En conjunto, el retraso es de unos 10 años, calcula Font. Del plan 2007-2015 que acordó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por un importe de 4.000 millones solo se ejecutó el 13%. Y del que el anterior titular de Territori, Santi Vila (hoy en la cartera de Cultura) selló con Ana Pastor por 306 millones para el periodo 2014-2016, apenas se ha realizado el 8%.

Dentro de esta red de trenes que utilizan unos 400.000 viajeros de Barcelona y su área de influencia cada día (106 millones al año), algunas de las obras consideradas fundamentales carecen aún de proyecto ejecutivo. Es el caso de las que afectan a la línea R-9 Castelldefels-Cornellà, la duplicación del tramo Arenys-Blanes de la R-1 o el túnel de Montcada, que son proyectos que suman unos 2.600 millones, por citar solo unos ejemplos.

CARRETERAS

En el apartado de carreteras, hay obras que comenzaron en la etapa de José Blanco, que fue titular de Fomento entre el 2009 y el 2011, bajo la presidencia de Rodríguez Zapatero. Es el caso del enlace de la A-2/AP-7/B-30 en Castellbisbal.   

Otra referencia que sirve para hacerse una idea de la dimensión de las inversiones del Estado anunciadas por el presidente Mariano Rajoy en Catalunya para el periodo 2017-2020 es la cantidad a la que ascienden: 4.200 millones. Son unos 1.050 millones de euros al año, que de hecho es una cantidad muy similar a la que se presupuestó en el 2015. El problema es que en ese ejercicio, Catalunya registró el peor balance de la historia, al caer la inversión regionalizada del Estado al 9,9%, la mitad de su peso económico.

La mayoría de empresarios que han asistido al acto convocado en Barcelona por el Ministerio de Fomento se han mostrado cautos al hacer valoraciones porque la mayoría de obras les sonaban. La Cámara de Comercio de España, presidida por Josep Lluís Bonet, ha sido la más rápida en reaccionar: ·"Las actuaciones anunciadas para potenciar el corredor mediterráneo mejorarán la competitividad de toda España", ha afirmado en un comunicado.  

0 Comentarios
cargando