28 nov 2020

Ir a contenido

RESULTADOS DEL GRUPO ALEMÁN

Seat logró un beneficio operativo récord de 153 millones en el 2016

Las fábricas de Martorell y de Volkswagen en Navarra también fabricarán coches eléctricos

La multinacional alemana ganó 5.144 millones a pesar de destinar 6.400 millones al 'dieselgate'

Antoni Fuentes

Operarios de la fábrica de Seat en Martorell, trabajando con brazos robotizados.

Operarios de la fábrica de Seat en Martorell, trabajando con brazos robotizados. / ÁLVARO MONGE

El grupo Volkswagen ha superado, desde el punto de vista contable, el escándalo del 'dieselgate' con un beneficio de 5.144 millones en el 2016, tan solo un año después de que estallara el escándalo de los motores. Por primera vez desde el 2007, Seat se ha convertido en una ayuda para la multinacional al contribuir con un beneficio operativo récord de 153 millones de euros, según las cuentas anuales presentadas por la compañía en su sede en Wolfsburg.

Las ganancias operativas de la filial española conseguidas en el 2016 contrastan con unas pérdidas de 10 millones registradas en el 2015 y supone volver al beneficio de la actividad ordinaria por primera vez desde el 2007. La facturación de Seat también se situó en sus niveles máximos con un total de 8.894 millones de euros, un 3,8% más que en el ejercicio anterior. El beneficio operativo alcanzado supone un margen de rentabilidad del 1,7% sobre los ingresos.

"Seat ha lanzado modelos muy convincentes y ha vuelto al terreno positivo con perspectivas de seguir mejorando. La paciencia siempre merece la pena", ha indicado el presidente de Volkswagen, Matthias Müller, durante la rueda de prensa de presentación de resultados en Wolfsburg. En una entrevista publicada por este diario, el presidente de Seat, Luca de Meo, ya había avanzado que el 2016 acabó con la buena tendencia de los tres primeros trimestres.

MEJORA GRACIAS AL ATECA

La dirección de Volkswagen ha atribuido la mejora sustancial de Seat a las reducciones de costes y a la venta de vehículos y versiones con más margen de ganancias para la marca, especialmente por el lanzamiento del primer SUV, el Ateca. De hecho, las 35.833 unidades vendidas del Ateca catapultaron las ganancias y compensaron los descensos en las matriculaciones de los modelos León e Ibiza.

La bonanza de Seat continuará este año con el lanzamiento del nuevo Ibiza y del todocamino pequeño Arona. Sin embargo, el presidente del consejo de administración de Seat y vicepresidente de Volkswagen, Francisco Javier García-Sanz, se ha limitado a decir que el 2017 "no será peor, aunque todavía es muy pronto". 

COCHES ELÉCTRICOS EN ESPAÑA

La dirección de VW cuenta también con Seat en su estrategia de conseguir que un tercio de su producción sean coches eléctricos en el 2025. Müller ha indicado que las fábricas de Martorell y de VW en Navarra también producirán vehículos eléctricos, aunque eso dependerá de que el mercado tenga más volumen, según ha matizado García-Sanz.

El conjunto del grupo tuvo que hacer frente a unas provisiones de 6.400 millones de euros por los acuerdos con la justicia y los afectados por los coches con motores trucados en Estados Unidos, que se suma a los 16.200 millones contabilizados en el 2015 y que llevaron a la multinacional a registrar pérdidas de 1.200 millones. "El año 2016 no ha sido el año horrible que se pronosticaba. Hemos tenido una importante mejora", ha indicado Müller. Sin embargo, los costes del 'dieselgate' impidieron que el grupo alcanzara el objetivo de una rentabilidad mínima del 9% sobra la facturación.

REVISIONES POR EL 'DIESELGATE'

Para el 2017, Volkswagen prevé un aumento de su facturación del 4% en un entorno caracterizado por "la intensa competencia en el mercado, la volatilidad de los tipos de cambio y por el asunto del diésel". 

Hasta ahora, Volkswagen ha revisado ya cuatro millones de vehículos que tenían motores diésel con el 'software' que camuflaba las emisiones de gases en las pruebas de laboratorio. El grupo espera haber revisado los 11 millones de coches afectados en octubre de este año teniendo en cuenta que actualmente pasan por el taller una media de 200.000 vehículos cada semana para que los mecánicos les quiten el dispositivo fraudulento.

Los miembros de la dirección de Volkswagen sufrieron en el 2016 un recorte global en sus retribuciones, que pasaron de 63,2 millones en el 2015 a 39,5 millones el año pasado, debido a un nuevo sistema de bonos que busca "garantizar el crecimiento sostenible del negocio". Sin embargo, el presidente aumentó sus ganancias al pasar de 4,7 a 7,2 millones. 

Coches sin volante en la próxima década

Volkswagen tiene previsto empezar a comercializar los primeros coches autónomos sin volante y sin pedales de conducción a partir de principios de la próxima década. Según ha explicado el presidente del grupo, Matthias Müller, la compañía estará lista para comenzar a fabricar en serie vehículos con su sistema autónomo a partir del 2021. Los coches autónomos y conectados como base de los nuevos servicios de movilidad son uno de los ejes de la nueva estrategia del consorcio alemán para los próximos años. En esa estrategia se enmarca el nuevo centro de investigación en 'big data' Metropolis: Lab Barcelona que gestionará Seat y que tendrá su sede en el 'hub' digital del Pier 01 en el edificio del Palau de Mar. La inversión global en el proyecto de nuevos servicios de movilidad a través de la filial MOIA costará "miles de millones de euros", según ha explicado el presidente de la firma.