Ir a contenido

EL FUTURO DEL SINDICATO

Toxo cede el paso en CCOO

El secretario general anuncia que no optará a un tercer mandato en el 11º congreso de junio

El Consejo Confederal del sindicato aprueba la candidatura del líder de Euskadi, Unai Sordo

MERCEDES JANSA / MADRID

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. / EFE / FERNANDO ALVARADO

"La última generación de un sindicalismo nacido en la dictadura tiene que dejar paso a otras personas". Esta es una de las razones que ha expuesto Ignacio Fernández Toxo para explicar su decisión de no presentarse a un tercer mandato al frente de Comisiones Obreras (CCOO) en el 11º congreso que esta central celebrará del 29 de junio al 1 de julio. 

Si no hay otro candidato (se necesita el 10% de avales de los delegados al congreso) el nuevo líder del primer sindicato en España será Unai Sordo, de 44 años, secretario general de CCOO de Euskadi. Esta es la propuesta que ha respaldado este sábado el Consejo Confederal por 117 votos a favor y 6 abstenciones. Estas últimas han expresado así su disconformidad con el procedimiento llevado a cabo para renovar el liderazgo de la organización.

La propuesta ha sido realizada por Toxo tras meses de conversaciones con las organizaciones territoriales y sectoriales. Con esa actitud reservada y pausada que le caracteriza, Toxo ha ido preguntando a todos los dirigentes sobre la conveniencia de dejar paso a otro para pilotar el "nuevo tiempo sindical". La respuesta de la inmensa mayoría siempre ha sido que continuara. Al no haber tensiones internas por la forma de dirigir la central, no había pulsión de cambio. Pero Toxo llevaba meses dándole vueltas a la idea de hacerse a un lado y dejar paso a un nuevo equipo.

'MOMENTO DULCE'

"Ha cambiado la economía, la sociedad y la política; hasta las relaciones laborales han cambiado. El sindicalismo tiene que cambiar", ha explicado Toxo tras la reunión extraordinaria. En ella ha profundizado también en argumentos internos. "Hemos dicho que la renovación no puede esperar, hemos cambiado las estructuras de la organización, aprobado un código ético y un funcionamiento transparente", ha señalado. Pero una idea que ha calado es la importancia de proceder al relevo en la máxima responsabilidad cuando el sindicato goza de una profunda cohesión interna, es el primero en las elecciones sindicales y está recuperando afiliación tras las bajas de los años de la crisis. "Estamos en un momento dulce", ha destacado.

Lo de este sábado es solo el avance de lo que pasará en el congreso. Hasta entonces no hay duda de quién seguirá llevando la batuta. "Yo no dejo sucesor, ni delfín. Ni habrá bicefalia. Unai se lo tiene que ganar", ha señalado Toxo.

"Sí, tenía fuerzas para seguir, pero soy consciente de la edad que tengo, cumpliría 68 años al terminar otro mandato de cuatro y los tiempos exigen dirigentes de otra edad”, ha añadido.

Los que estaban por su continuidad han valorado su gestión tanto en el interior de la organización como fuera, cara al diálogo social; su firmeza en la defensa de los intereses de los trabajadores y al mismo tiempo sus formas templadas. Ha apaciguado internamente al sindicato, incorporando a los críticos, y ha reafirmado el binomio movilización-negociación que ha sido la característica de CCOO desde su creación, precisamente en este año en que se cumplen 40 de su legalización.

LA REMONTADA 

El liderazgo de Toxo ha sido una remontada. Llegó a la secretaria general en el congreso del 2008 con el 51% de apoyo de los delegados, apenas 28 votos más que su oponente, José María Fidalgo, que entonces llevaba las riendas de la organización. El sindicato estaba partido. Cinco años después, en el 2013, revalidó su mandato con el 85,6% de los votos de los delegados al 10º congreso, el primero de la historia de CCOO en que solo hubo una candidatura a la secretaria general.  

"Tenemos un buen banquillo", opina el líder de CCOO y en él está sentado el próximo entrenador.  Nacido en Barakaldo, Unai Sordo tiene 20 años menos que Toxo, lleva ocho años al frente del sindicato en Euskadi  y ha sido uno de los artífices del acuerdo social firmado con el resto de las centrales vascas, la patronal y el Gobierno de Íñigo Urkullu.

Tiene una presencia activa en Twitter (@unaisordoc) y en su blog unaisordo.com, donde publica con regularidad. Es un tiempo nuevo.

0 Comentarios
cargando