Ir a contenido

AUTOMÓVIL

El grupo Peugeot Citroën ultima la compra de Opel

La operación podría cerrarse definitivamente el próximo lunes

El presidente de PSA, Carlos Tavares.

El presidente de PSA, Carlos Tavares. / ARCHIVO / AP

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroën ultima las negociaciones con General Motors (GM) para la compra de su filial europea OpelEl consejo se habría reunido este viernes para dar el visto bueno a la operación, que podría anunciarse oficialmente este lunes.

Según afirmaron fuentes del Consejo de Vigilancia de PSA Peugeot Citroën a la agencia AFP y el diario económico francés 'Les Echos', este órgano ha dado su visto a la compra de Opel, aunque el grupo francés insiste oficialmente en que las negociaciones continúan. 

La operación, que creará el segundo grupo europeo con más de cinco millones de coches anuales, solo por detrás de Volkswagen, debería presentarse de forma oficial el próximo lunes, de acuerdo con las fuentes citadas por ambos medios. Las conversaciones entre las dos partes se oficializaron el pasado 14 de febrero, forzadas por filtraciones a la prensa.

El nuevo grupo sumará 13.000 empleos en España con tres fábricas en Zaragoza, Vigo y Madrid. Hasta ahora, Zaragoza se ha beneficiado a los acuerdos para desarrollar y producir conjuntamente algunos vehículos.

PSA no quiso entrar a comentar oficialmente este viernes las informaciones de un eventual acuerdo, pero a través de un portavoz insistió en que las negociaciones con General Motors "continúan", y aunque todavía pueden prolongarse, "avanzan por buen camino". "Las negociaciones son largas y complicadas", explicó.

RESULTADOS

La negociación para comprar la rama de GM en Europa se produce después de un largo periodo de acumulación de pérdidas. En el 2016, Opel (y su marca asociada Vauxhall en Reino Unido) registró unos resultados negativos de 257 millones de dólares (243 millones de euros), lo que supone una mejora respecto de los 813 millones de dólares (759,8 millones de euros) de pérdidas del 2015.

En cambio, PSA obtuvo un beneficio de 2.150 millones de euros en el 2016, lo que representa el 79% más que un año antes. Ello se produjo después de que la firma fuese rescatada en el 2014 con la entrada en el capital de su socio chino Dongfeng, que compró un 14% de las acciones por 750 millones de euros en una ampliación de capital en la que el Estado francés compró una parte idéntica y la familia Peugeot redujo su participación mayoritaria hasta el 15%. 

El presidente de PSA, Carlos Tavares, ha mantenido contactos con la cancillera alemana, Angela Merkel, y con la primera ministra británica, Theresa May, así como con los sindicatos de Opel y Vauxhall en ambos países.

"Opel necesita ayuda y PSA se la quiere dar", aseguró el consejero delegado de Grupo PSA,  Carlos Tavares, el pasado 23 de febrero en la presentación de resultados de la firma. "Una compañía (Opel) que pierde 1.000 millones de liquidez cada año en los últimos 10 años es un gran problema". Por eso, tanto Francia, como Alemania como Inglaterra están de acuerdo en que hay que encontrar una solución para Opel, afirmó Tavares. "El acuerdo sería una buena solución", agregó.

"Creo que el valor que pueda generar la compra proviene de que Opel es una empresa alemana, con ingeniería alemana, y cuyo portfolio de modelos está muy cercano al nuestro. Por tanto, se pueden generar sinergias", concluyó.

Temas: Opel Coches

0 Comentarios
cargando