El Govern estima que el 95% de hogares podrían generar su propia energía

El Ejecutivo catalán crea con los ayuntamierntos y el sector una mesa para facilitar la implantación del autoconsumo fotovoltaico

El Govern estima que el 95% de hogares podrían generar su propia energía

JOAN CORTADELLAS

Se lee en minutos

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

El Govern estima que alrededor del 95% de los hogares de Catalunya son susceptibles de generar su propia energía a través del autoconsumo fotovoltaico. Se trata de todas aquellas viviendas que tienen contratada una potencia de menos de 10 kilowatios (kW), que son la mayoría y que incluyen también comunidades de vecinos y autónomos, según la regulación actual, no están sujetas al denominado impuesto al sol.

A pesar de que la normativa estatal es restrictiva, el Ejecutivo catalán entiende que hay "brechas" legales que permiten a las autonomías ayuntamientos fomentar este tipo de actividad que, junto con la implantación de baterías y el vehículo eléctrico forman los pilares para una sistema basado al 100% en energías renovables, ha explicado el 'conseller' de Empresa, Jordi Baiget. Todo ello se incluye en el pacto para la transición energética promovido por el Govern. 

Es por ello que el titular del departamento ha presentado una mesa para el impulso del autoconsumo fotovoltaico, aprobada hace unas semanas por el Consell Executiu, en la que además de los ayuntamientos están distintas entidades y empresas que tienen que ver con esta actividad y que suman un total de 70. Se puede actuar, por ejemplo, en materia de ventajas fiscales, con deducciones en el tramo autonómico del IRPF bonificaciones en el IBI, ha explicado Assumpta Farran, directora general del Institut Català d'Energia (Icaen). Otras opciones son agilizar las licencias de obras o crear contratos de conexión-tipo para comunidades de propietarios y oficinas.

AYUDAS PARA BATERÍAS

Baiget ha anunciado que, cuando se logren aprobar los Presupuestos de la Generalitat para este año -cuestionadas por el Consell de Garanties- se incluirá una partida "modesta" a fondo perdido destinada a ayudar a los particulares a adquirir baterías de ión-litio destinadas a acumular la energía producida con autoconsumo. En el proyecto de ley la partida para este fina es de 360.000 euros.

El 'conseller' ha destacado que, a pesar de que el marco legal estatal no facilita el autoconsumo, solo había dos opciones. Una era "lamentarse por falta de competencias" y la otra aprovechar los "espacios en los que la Generalitat puede intervenir".

Farran, por su parte, ha insistido en recordar que el autoconsumo "no está prohibido" y, además es "económicamente viable" y que el grupo parlamentario del PDCat (antigua Convergència) apoya la proposición de ley de medidas de fomento al autoconsumo planteada en el Congreso de los Diputados, paralizada por el PP.

Te puede interesar

La mesa para el autoconsumo promovida por el Govern se dividirá en cuatro grupos de trabajo. Uno basado en los procedimientos de conexión, otro sobre administraciones públicas, otro de comunicación y otro para ayudar a la implantación de los sistema de almacenaje (baterías).

Además del Icaen, forman parte de la mesa, la Associació Catalana de Municipis (ACM), el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB); la Associació de Micropobles de Catalunya; el Ayuntamiento de Barcelona, las diptuacioens de Barcelona  y Girona; empresas como EndesaBaxiEstabanellEtecnicSom EnergiaCircutor o la patronal fotovoltaica UNEF; y entidades como la Associació de Professionals de les Energies Renovables de Catalunya (APERCA), la patronal Cecot, Solartys, el Clúster d’Eficiència Energètica de Catalunya, los colegios de arquitectos, de administradores de fincas o el de ingenieros técnicos industriales de Girona, entre otros.