30 oct 2020

Ir a contenido

La Hacienda catalana recaudó el año pasado 2.826 millones, el 6,36% más

La Agència Tributària de Catalunya se benefició del alza de la compraventa de viviendas usadas y el aumento de declarantes del impuesto de patrimonio

Agustí Sala

La Hacienda catalana recaudó el año pasado 2.826 millones, el 6,36% más

FERRAN SENDRA

La Agència Tributària de Catalunya (ATC), el embrió de hacienda propia de la Generalitat, recaudó el año pasado 2.826,5 millones de euros, el 6,36% más que en el ejercicio precedente, según los datos de la dirección general de Tributos de la Generalitat.

Las arcas públicas se beneficiaron del despegue del impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP y AJD) gracias a las compraventas de inmuebles de segunda mano, y la incorporación de unos 1.400 declarantes nuevos del impuesto de patrimonio como consecuencia de comprobaciones e inspecciones y la prolongación de los efectos de la amnistía fiscal aprobada en el 2012 por el Gobierno del PP.

En este sentido, el ITP alcanzó los 1.640,7 millones, con un incremento del 14,11%, impuslado especialmente por la vertiente de transmisiones patrimoniales, que operan como el IVA en las transacciones de viviendas de segunda mano. Con este tributo se ingresaron 107 millones más de los presupuestados. 

Por su parte, en Patrimonio, la recaudación llegó a 493,8 millones, con un aumento del 8,01%, impulsado por los mayores ingresos durante la campaña, que se desarrollo durante la primavera. La actuación inspectora y de comprobación entre la ATC y la Agencia Tributaria estatal, y el aumento de valores patrimoniales incrementaron en unos 1.400 el número de declarantes.

Una buena parte de la recaudación se produjo aún a través de las oficinas liquidadoras de los registros de la propiedad. Este año, está previsto que esas labores las lleve a cabo la propia ATC a partir del 1 de septiembre, dentro del plan de aumentar plantilla, potenciar la tecnología y crear una red de oficinas propias inciada por el 'vicepresident y 'conseller' de Economia, Oriol Junqueras.

Eso ha llevado al Colegio de Registradores a presentar una demanda contenciosoadministrativa por entender que la Generalitat incumple el plazo de vencimiento del convenio, que dura hasta el 31 de octubre. El Govern prevé incorporar a unos 277 trabajadores de los registros a través de concursos para ocupar plazas como interinos, como ya ha hecho con una docena de ellos.

CAÍDA EN SUCESIONES

Entre los grandes tributos cedidos destaca el de sucesiones, con 445,6 millones recaudados, el 2,77% menos, con un retroceso del 6,15% en el apartado de las herencias, mientras que en donaciones registró un alza del 13,29%.

Por lo que respecta a los tributos propios, el que grava los alojamientos turísticos supuso una recaudación de 47,3 millones, con un aumento del 9,71%, mientras que el que recae a los operadores de internet, con 18,4 millones, aumentó el 152%. El desbloqueo constitucional del gravamen a los pisos vacíos significó 11,5 millones     

Destaca también el impuesto a las grandes establecimientos comerciales, que apenas ingresó 6,9 millones frente a una previsión de 15,5 millones, como consecuencia de las impugnaciones presentadas. En el proyecto de presupuestos para este año, el Govern ha reformulado este gravamen como impuesto medioambiental.    

Tributs estima que la recaudación de los tributos gestionados por la ATC aumentó en realidad el 8,88% si se descuenta el efecto negativo de la anulación por el Tribunal Constitucional del impuesto a las nucleares y el de los depósitos bancarios. El primero significó que la Generalitat tuvo que devolver 32,3 millones a las eléctricas y el segundo, 2,6 millones a los bancos.

Todo ello es lo que hace también que la cantidad de derechos reconocidos (no recaudados efectivamente) para la ATC ascendiera a 2.880 millones, con un alza del 5,93%.