Ir a contenido

CRÍTICAS A LAS OPERADORAS

Las líneas de 300 megas solo ofrecen el 55% de la velocidad prometida de media

Los servicios de banda ancha en el hogar no cumplen con las expectativas, según la OCU

Sustitución de la instalación telefónica por fibra óptica en una vivienda. 

Sustitución de la instalación telefónica por fibra óptica en una vivienda.  / JORDI COTRINA

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aseguró este miércoles que la velocidad media de las líneas de 300 megas que ofrecen las operadoras solo alcanza el 55% de lo prometido, según los datos recabados en su campaña 'Dame la velocidad que pago'. La organización señaló en un comunicado que, por ejemplo, la fibra a 350 megas ofertada por Euskaltel funciona con una velocidad media de solo el 38% de lo prometido, seguida por Orange (55%), Adamo (55%), Movistar (60%) y Vodafone (68%), por lo que "no dan la talla".

La organización informó de que, hasta la fecha, han sido más de 20.500 los inscritos en esta campaña y más de 37.000 las mediciones realizadas, y aseguró que "hay una enorme diferencia entre lo ofertado y lo que el consumidor realmente puede esperar de su conexión". De esas más de 37.000 mediciones, un 53% corresponden a líneas de fibra óptica o cable y un 42% a líneas ADSL. En este último caso, los análisis de la OCU destacan que los servicios sobre líneas ADSL solo alcanzan una media del 51% de la velocidad contratada, mientras que en el caso de los servicios de fibra o cable la cifra alcanza el 78% de lo prometido por la operadora.

Aunque los datos de los servicios de fibra son mejores que los de ADSL, para la OCU es "muy llamativo" el hecho de que aquellos servicios de 300 megas o velocidad similar solo obtienen de media un 55% de la velocidad contratada, "más si se tiene en cuenta que solo se han considerado las mediciones de usuarios conectados a su router mediante cable.

LA PESADILLA DEL WIFI

La conexión mediante wifi al router es un cuello de botella del que no suelen informar las operadoras y que es el gran quebradero de cabeza de los usuarios. Con un servicio contratado de 300 megas por segundo, el internauta puede conseguir en ocasiones velocidades de 5 megas por segundo con un teléfono o un portátil si el adaptador no está actualizado o existe una elevada saturación del espectro radioeléctrico. Si se conectan varios equipos a la vez también pueden producirse conexiones mucho más lentas (se comparte el ancho de banda). 

En opinión de la OCU, "es necesario obligar a las operadoras a informar a los usuarios, antes de contratar, de la velocidad real que soporta su línea y también debe ser obligatorio que una vez contratada la línea se garantice al menos el 80% de esa velocidad real".