Ir a contenido

HISTORIAS MÍNIMAS

Prótesis imprimidas en 3D

La empresa catalana Avinent apuesta por la especialización médica en la cirugía dental

Ha invertido más de dos millones de euros para el desarrollo de la nueva línea de negocio

CRISTINA MARTÍN VALBUENA / BARCELONA

Hace 60 años que la empresa catalana Avinent se inició en el sector industrial. Ahora, tras su incursión en la cirugía dental hace 10, consolida una tercera línea de negocio, que ahonda su especialización médica y que ofrece protésis maxilofaciales personalizadas. Para el director general de la compañía, Albert Giralt, Avinent ha seguido "una evolución natural", que ha partido del hecho que "la división dental se ha ido transformando para abarcar más disciplinas médicas".

En concreto, Giralt explica que la inclusión de estas nuevas tecnologías, como la impresión en 3D y las plataformas digitales, permite que el médico, que es quien encarga el producto y realiza la operación, pueda colaborar con los ingenieros de Avinent y participar en todo momento en su diseño. "La parte clínica y la técnica son las que se encargan de definir cómo tiene que ser la solución para cada paciente. Este proceso pasa vía remota y a través de programas digitales se realizan cirugías virtuales, que sirven para definir la forma de las prótesis. A partir de estas indicaciones, los ingenieros continúan con el proceso productivo, que culmina con la impresión en 3D en titanio", explica Giralt.

Este proceso de diseño también posibilita que los pacientes obtengan prótesis personalizadas. Según Giralt, "las nuevas tecnologías incorporadas como, por ejemplo, la utilización del titanio, que es un material que permite "trabajar con formas y texturas muy diferentes", facilitan que la solución para cada paciente sea más específica que la se que daba antes".

DIVERSOS PRODUCTOS

Avinent Digital Health ofrece hasta tres tipos de productos, que se fabrican en un tiempo de menos de 48 horas desde que el equipo médico lo demanda. En primer lugar, se preparan maquetas que simulan las prótesis finales para que los profesionales puedan tener más información previa a la cirugía, conocimiento que, además, se ve complementado con las pruebas virtuales que ya se han realizado durante su diseño.

La empresa también produce guías para la operación, soportes físicos que detallan, por ejemplo, donde hay que realizar los cortes o extraer elementos durante la cirugía, y, luego, los materiales para la intervenciónque incluyen la prótesis y una caja quirúrgica, en la que están todas las piezas necesarias, como tornillos.

UNA LARGA TRAYECTORIA

Avinent cuenta con otras dos líneas de negocio, la industrial y la dental. La primera fue la que dio origen a la compañía, en 1958, hasta que, hace diez años, se decidió cambiar el modelo empresarial para "crear un producto propio", que se tradujo en la especialización en el ámbito de los implantes dentales, aunque "nunca se pensó en substituir, sino en complementar", cuenta Giralt.

"Gracias al buen funcionamiento de estas dos, pudimos evolucionar hacia una tercera vía", razona Giralt. En concreto, hace dos años, la empresa apostó por desarrollar Avinent Digital Health, que ha supuesto en total una inversión de 2 millones de euros.

En total, las tres suman una plantilla de 250 trabajadores y facturaron 25 millones en el 2016. Para este año, Giralt prevé un crecimiento de la empresa de entre el 10 y el 15%, puesto que espera que las tres líneas de negocio obtengan buenos resultados y, sobre todo, la nueva, que se espera que "aumente de manera importante".