sigue la convocatoria de huelga

La negociación de los estibadores termina sin acuerdo

De la Serna se opone a mantener restricciones a la liberalización del sistema de contratación

Los sindicatos y Fomento se cruzan acusaciones de cerrazón a la hora de buscar una salida negociada

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, entran en una reunión celebrada el pasado febrero. 

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, entran en una reunión celebrada el pasado febrero.  / FERNANDO VILLAR (EFE)

Se lee en minutos

Los estibadores siguen sin una solución al conflicto colectivo planteado en las últimas semanas tras la sentencia europea que insta a liberalizar los sistemas de contratación en los puertos. La reunión entre el Ministerio de Fomento y las organizaciones sindicales de los estibadores terminó este martes sin avances. El coordinador general del sindicato de estibadores CETM, Antolíng Goya, explicó que los representantes del Ministerio de Fomento no flexibilizaron su posición, por lo que se mantienen las huelgas convocadas para la próxima semana.

Tras algo más de una hora de reunión, Goya denunció la "posición cerrada" del Ministerio y le acusó de "estar simulando un proceso negociador". A este respecto, aseguró que los sindicatos han presentado una alternativa a la creación de un registro en línea con la que se ha aprobado en Bélgica, consistente en garantizar la cualificación exigida en el sector.

El secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Julio Gómez-Pomar, aseguró que los representantes de los trabajadores "no tienen ningún interés en negociar lo que no sea la articulación de un registro de trabajadores". Así, el 'número dos' de Fomento también dio por rota la negociación, al ratificar que la reforma del sector se aprobará mediante un Real Decreto Ley en el Consejo de Ministros de este viernes y al emplazar a una posterior negociación colectiva entre empresas y sindicatos los puntos que ambos tienen de desacuerdo sobre la reforma.

SERVICIOS MÍNIMOS

El secretario de Estado cerró asimismo la puerta a cualquier nuevo intento de negociación al asegurar que firmará la carta de servicios mínimos para la huelga ya convocada, la de la próxima semana, con el fin de "garantizar el funcionamiento de los puertos durante esos días".

De esta forma, el fracaso de la reunión de este martes ha enconado el conflicto del sector de la estiba, un sector clave para el funcionamiento de los puertos y, por consiguiente, para el conjunto de la economía, dado que las instalaciones portuarias canalizan el 86% de las exportaciones y el 60% de las importaciones del país y son fundamentales para muchas empresas.

LÍNEA ROJA

Te puede interesar

Ante la complejidad de la negociación, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, deberá asumir mayor protagonismo en futuras posibles negociaciones. El principal escollo de la negociación es la reivindicación de los estibadores de articular un registro con todos los trabajadores del ramo. El sector lo considera una medida para garantizar sus empleos y sus condiciones laborales, pero Fomento lo estima una "línea roja" al asegurar que no lo permite la Comisión Europea.

Con la reforma de la estiba Fomento busca cumplir un mandato de la UE y evitar así una sentencia comunitaria. En virtud de su propuesta, el Ministerio da un periodo transitorio de tres años para que desaparezcan las sociedades de servicios portuarios, las Sagep, que son las que actualmente controlan la contratación de los 6.150 estibadores.