PACTO DE TOLEDO

La Autoridad Fiscal calcula que las pensiones perderán el 7% de poder adquisitivo hasta el 2022

José Luis Escrivá prevé tres décimas más de déficit de la Seguridad Social que el Gobierno

José Luis Escrivá, presidente de la AIREF, junto a la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos.

José Luis Escrivá, presidente de la AIREF, junto a la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos. / JOSE LUIS ROCA

4
Se lee en minutos
MERCEDES JANSA / MADRID

José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) estima que las pensiones perderán un 7% de poder adquisitivo en el periodo 2013-2022 teniendo en cuenta que las previsiones de todos los organismos sitúan el índice de precios (IPC) en el 1,8% desde el próximo año. De esta manera, el gasto en pensiones se estabilizará en torno al 10,5% del producto interior bruto (PIB), aún muy lejos del 13% que de media se destina en los países de la Unión Europea (UE).

Con la evolución de los ingresos y gastos de la Seguridad Social en los próximos años, Escrivá considera que las pensiones no se revalorizarán por encima del mínimo previsto del 0,25%.

MÁS DÉFICIT

La Autoridad Fiscal también prevé que este año no se cumpla el objetivo de déficit de la Seguridad Social que el Gobierno ha fijado en el 1,4%, sino que más bien subirá unas tres décimas, hasta el 1,7%.

También a medio plazo, y si no se adoptan medidas adicionales, la AIREF calcula que el déficit se mantendrá aunque el PIB y la inflación se sitúen en el entorno del 2% como está previsto. Escrivá ha asegurado que se mantendrá el "desequilibrio estructural" del 2,5% en las administraciones públicas, más de la mitad del cual será responsabilidad de la Seguridad Social (1,5%), mientras que el Estado tendrá medio punto de déficit, lo mismo que las comunidades y los ayuntamientos.

El responsable del organismo supervisor fiscal ha dejado este miércoles su autorizada voz en la comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados al cifrar la rebaja de las pensiones que distintos expertos, desde catedráticos a sindicalistas, dan por hecho incluso en porcentajes más altos, cuando entre en vigor en el 2019 el factor de sostenibilidad.

Con la advertencia previa de que no pretendía hacer valoraciones ni conjeturas de ningún tipo sobre el futuro del sistema de previsión, Escrivá ha considerado que las pensiones de un futuro próximo quedarán mermadas si al sistema no se le inyectan recursos suficientes.

FACTOR DE SOSTENIBILIDAD

Con las medidas que aún quedan por implementar de la última reforma de las pensiones, sobre todo de la del PP, en concreto el llamado factor de sostenibilidad, la Autoridad Fiscal considera que el recorte en la renta de los pensionistas se producirá sin duda y tendrá un importante efecto sobre la evolución del gasto. En concreto, estima provisionalmente que en el 2050 el desembolso de dinero público en pensiones representará unos cinco puntos del PIB.

La aplicación de las dos reformas llevadas a cabo en el último lustro supondría que en el 2030 la pensión media del sistema tendrá una cuantía similar a la del 2013, según los cálculos de la AIREF, es decir, unos 1.500 euros.

Ante los representantes de los grupos parlamentarios que han seguido muy atentamente su intervención, Escrivá ha descrito el panorama de las pensiones a medio y largo plazo como de "incertidumbre". Entre otras razones, lo ha achacado a las malas proyecciones realizadas sobre todo en materia de demografía, ya que años atrás se consideró que la población española iba a crecer más de lo que lo ha hecho. "Se calculaba que hubiera al menos unos 700.000 jubilados menos", ha explicado. Los efectos de la crisis (retorno de los emigrantes y aumento del paro) han sido también letales para el sistema que ha perdido cotizantes.

Las claves de la noticia

TASA DE OCUPACIÓN

El presidente de la AIREF tampoco es muy optimista a medio plazo sobre la evolución del empleo y su efecto en un aumente del número de cotizantes. Hasta el 2050 no se alcanzará una tasa de ocupación del 67% similar a la que había en el 2008.

A largo plazo no hay previsión de mejora ya que Escrivá ha subrayado que la población seguirá bajando y en el 2050 el número de españoles estará en torno a los 44 millones, unos 2,5 millones menos que al cierre del año pasado.

Noticias relacionadas

Este negro panorama tiene solución cara al futuro. Sin salirse del guión de su posición neutral, el responsable de la AIREF ha señalado que como solución una de las reglas elementales, que es aumentar los ingresos de la Seguridad Social en torno a un punto y medio del PIB cada año, mediante el aumento de las cotizaciones, la reducción del gasto o por la vía de los Presupuestos Generales del Estado.

En cualquier caso, Escrivá ha reclamado que las previsiones de ingresos y gastos que la Seguridad Social utiliza para calcular la tasa de actualización de las pensiones sean públicas, algo a lo que el organismo "se ha comprometido". También ha pedido una "mayor transparencia" por parte de la Seguridad Social así como la necesidad de que realice un análisis detallado de los diferentes regímenes y el tipo de pensiones y que el organismo se involucre en los estudios que permitan conocer cómo se proyectan las pensiones cara al futuro. 

El catedrático Lagares y las mutuas, a favor de los planes obligatorios