Ir a contenido

OFENSIVA FISCAL DE LA GENERALITAT

El Govern aprieta el acelerador de la hacienda propia

El sistema informático e-Spriu, que permite gestionar todo tipo de impuestos, funcionará a partir del 1 de julio

Junqueras firma este jueves un convenio con el Servei de Trànsit para la recaudación ejecutiva de multas

Agustí Sala

Lluís Salvadó, secretario de Hisenda de la Generalitat.

Lluís Salvadó, secretario de Hisenda de la Generalitat. / CARLOS MONTAÑÉS

El Govern aprieta el acelerador de la hacienda propia. Después de 16 meses de preparación, la administración tributaria catalana ya dispone del nuevo programa informático, el e-Spriu (acrónimo de Serveis i Processos per a la Relació Integral amb l'Usuari tributari) para gestionar todos los impuestos. Estará listo para su puesta en marcha el 1 de julio. En un primer momento supervisará los impuestos propios como el de las bebidas azucaradas, al que seguirán la tasa turística, el nuevo impuesto a grandes superficies, el de activos no productivos, que trata de gravar de forma indirecta a las grandes fortunas; y el que grabará los vehículos para emitir CO2.
 
El secretario de Hacienda, Lluís Salvadó, ha asegurado en una entrevista en RAC1 que, en caso de independencia, la información fiscal de los ciudadanos en el futuro se conseguirá gracias a las empresas, que son las que tendrán que remitir a la Generalitat las cotizaciones sociales de sus empleados. De esta forma, en su opinión no será necesaria la transferencia de información por parte del Ministerio de Hacienda. Salvadó cree que la condición para que las empresas den el paso de pagar a la Hacienda catalana es que el sí a la independencia gane por goleada el referéndum.

El fisco catalán inaugura el viernes una de sus nuevas oficinas propias en la calle Joan d'Àustria de Barcelona 

La hoja de ruta del Govern establece que a partir de la segunda parte del año (a partir del 1 de septiembre) gestionará y liquidará todos los impuestos propios y cedidos, como hacen otras autonomías, en lugar de encomendar esa tarea a las oficinas liquidadoras de los registradores de la propiedad y mercantiles, como hasta ahora. El Ejecutivo catalán ya denunció el convenio con este colectivo para que dejen de prestar este servicio a partir de otoño.

Las declaraciones de Santi Vidal, en las que aseguraba que el Govern cuenta con datos fiscales de todos los catalanes obtenidos ilegalmente, han puesto de nuevo sobre la mesa la posibilidad de un conflicto con el Estado. Pero Salvadó, que será el encargado de ir al Parlament a dar explicaciones en nombre del Govern por el caso del que ya es exsenador por ERC, ha avanzado en RAC1 que la agencia catalana ni tiene ni necesita los datos de la agencia española. Afirma que poco a poco ha ido recopilando una base de datos con decenas de fuentes de información, pero siempre a partir de los tributos que ya gestionan y amparados por la ley. "Estamos absolutamente auditados" y "habilitados para tener la información y hacemos un uso adecuado".

"Por primera vez, pondremos en producción el programa e-Spriu con el impuesto de bebidas azucaradas, que se aplica sobre un censo de contribuyentes de 400 empresas distribuidoras de bebidas. Posteriormente, pondremos en producción otros impuestos", ha afirmado. En el nuevo sistema han trabajado varias empresas, como IBM y T-Systems. A diferencia del sistema anterior, el denominado programa G@udí (Gestió i Atenció Unificada d'Impostos), el nuevo programa estará preparado para recaudar los grandes impuestos.

MULTAS DE TRÁFICO

El nuevo sistema también permitirá mejorar la recaudación ejecutiva, es decir, perseguir a los que no pagan los impuestos, según Salvadó. Precisamente este jueves, el 'vicepresident' y 'conseller' d'Economia, Oriol Junqueras, firmará un convenio este jueves para que la Agència Tributària de Catalunya (ATC) se ocupe de la recaudación ejecutiva de las multas del Servei Català de TrànsitSe estima que son unas 300.000 al año del total de 850.000 impagados que aspira a gestionar.

En los planes del Ejecutivo catalán sobre el despliegue de la hacienda propia, explicados por Salvadó en el Parlament en septiembre, ya figura el objetivo de embargar cuentas y activos por impagos tributarios durante el primer semestre del ejercicio actual. La idea era apurar al máximo el marco legal autonómico actual y a la vez estar preparados  para otra etapa "ya con plenas competencias en materia tributaria", en un estado independiente, una situacion a la que, en esa ocasión, no hizo mención expresa.

A su vez, el viernes se inaugurará la oficina de la ATC en la calle de Joan d'Àustria, en Barcelona, que dará servicio a toda la zona norte de la capital y alrededores, y en la que trabajarán unas 40 personas. El plan previsto es abrir 14 oficinas propias, que sumarán a las cuatro delegaciones ya existentes. El Govern prevé tener en julio el doble de plantilla que a finales del año pasado en la ATC, hasta situarla en unas 800 personas.