Ir a contenido

encarecimiento del coste de la vida

¿Por qué sube la luz los días más fríos?

El precio medio se dispara para este jueves hasta 85,79 euros Mwh, el 8,8% más en una sola jornada

El tirón de la demanda por la caída de temperaturas y las compras de Francia impulsan la cotización

Agustí Sala

Un operario instala contadores digitales en una finca de Sabadell.

Un operario instala contadores digitales en una finca de Sabadell. / FERRAN NADEU

 Sin freno. El precio medio de la electricidad para este jueves se ha desbocado hasta una media de 85,79 euros por megavatio hora (Mwh), el 8,8% más que el marcado en la jornada anterior en la que ya fue récord desde diciembre del 2013. Estos precios llegan a cuadruplicar los de hace 10 meses.

DEMANDA

El consumo se dispara por el frío

La ola de frío ha disparado la demanda de energía. Ayer, marcó niveles que no se veían desde el 2012, según Red Eléctrica (REE). Hacia las 20 horas, se situó en unos 41.000 megavatios (MW), unos 300 menos de los previstos. El récord del 2012, 43.010 megavatios, se alcanzó a las 21 horas del 13 de febrero. Desde entonces, los máximos anuales de demanda horaria han rondado 40.000 MW. Yel máximo histórico, 44.876, fue el 17 de diciembre de 2007.

CLIMATOLOGÍA

Muy poca agua y muy escaso viento

Otra variable que influye en la evolución de los precios del mercado mayorista, en el que los productores vierten la energía que producen para venderla a los distribuidores y comercializadores, es la climatología.

Hoy, además de que se consume más, «hay un problema meteorológico importante y es que hay poca agua porque llueve poco y poco viento», ha explicado el ministro de Energía, Álvaro Nadal, en una entrevista en la Cope. Y hay que recurrir a medios «más caros», en vez de fuentes que «abaratan el precio del mercado», como las renovables.

INTERCONEXIÓN

Francia tira de los precios españoles

La interconexión con Francia tiene ventajas, como la adquisición de electricidad a precios más bajos ya que la energía nuclear es la que domina en ese país, que tiene unas de las tarifas eléctricas más bajas. Pero existen también inconvenientes. Y estos se notan cuando en el país vecino se encuentra paralizado desde octubre una cuarta parte de su parque de centrales nucleares. Y, en un momento como el actual, en el que la demanda alcanza cotas récord por la ola de frío, tiene que comprar kilowatios a España, cuando habitualmene los vende, para evitar apagones por falta de oferta para cubrir la demanda.

El gestor del sistema francés incluso ha tomado medidas especiales y extraordinarias como rebajas en la tensión para evitar que en algún momento falle el suministro para el conjunto de los consumidores, según informa RTE, la compañía homóloga de Red Eléctrica en Francia. El precio medio en el país vecino se ha situado en niveles parecidos a los máximos que se alcanzan actualmente en España, que superan los 95 euros Mwh, pero se han producido puntas insólitas de hasta 1.000 euros por megavatio y hora.

MERCADO

La última tecnología marca la cotización

Aunque en el 2013, el Gobierno del PP reformó el sistema para evitar despegues de los precios, en la actualidad se están produciendo los mismos problemas. En el mercado mayorista, las primeras en entrar son las centrales nucleares e hidraúlicas, que lo hacen a coste cero, porque, por su propia naturaleza, no pueden pararse y ponerse en marcha según las necesidades del sistema. Después van las energías renovables, como la eólica o la solar; y finalmente los grupos térmicos, con el carbón primero, luego los ciclos combinados (gas) y las centrales de fuel y otros combustibles fósiles. Como es un mercado marginalista, la última tecnología en entrar es la que marca el precio. Si esta es la más cara, como sucede estos días, encarece la cotización del kw.

Nadal ha explicado que el ministerio y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia estudian si el despegue del precio, se debe a factores coyunturales, como debería ser, o si hay comportamientos inadecuados y manipulaciones del mercado. También Emili Rousaud, director general de Factorenergía y presidente de la Asociación de Comercializadores Independientes de Energía afirma que «es normal que hoy suban los precios, la cuestión es si este es el nivel que corresponde».

REGULACIÓN

Una reforma que se pone en cuestión

El Ejecutivo del PP anuló el sistema de subastas trimestrales y lo reformó por el actual, en el que el precio se fija cada hora en el mercado (24 precios distintos al día), porque las tarifas se estaban disparando. La tendencia durante las próximas semanas seguirá al alza, con lo que se encarecerán los recibos de la luz de enero, de febrero y marzo. Las subidas comenzaron en mayo pasado y, desde entonces, no han parado.

El precio de mercado supone entre el 45% y el 50% de la factura de los usuarios que tienen la tarifa regulada o PVPC. Eso significa que el recibo del consumidor medio puede duplicarse con respecto al de abril pasado. A juicio del ministro de Energía esto supondrá unos 100 euros más al año o unos 8 euros más al mes para el consumidor medio.

«Es una cuestión de cómo funciona el mercado. También hace 10 meses era una anormalidad que el precio medio fuera de 24 euros», afirma un portavoz de Endesa.

ALTERNATIVAS

Ahorrar o mirar todas las ofertas

Una de las opciones para reducir el coste energético es sae proactivo. Una vía es fijarse en los precios del mercado diario que cada día publica Omie en su web (www.omie.es/inicio). Factoreenergía, a través de www.factorsmarthome.com, facilita este trabajo. Hasta hace poco, la tarifa regulada o PVPC era la que más a cuenta salía, pero con las últimas alzas, hay clientes con contratos en el libre mercado, con un precio cerrado, que pueden ahorrarse unos euros coyunturalmente. «El mejor mecanismo para que las tarifas mejoren es que haya más competencia y que el consumidor sea activo», recomienda Rousaud.