Ir a contenido

RESOLUCIÓN JUDICIAL

El impacto de la sentencia para la banca superará los 4.000 millones

El Banco de España limita el impacto de la sentencia a la decisión que se tome en los tribunales ordinarios

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / PABLO ALLENDESALAZAR / BARCELONA / MADRID

Protesta contra las cláusulas suelo ante la delegación de la UE en Barcelona.

Protesta contra las cláusulas suelo ante la delegación de la UE en Barcelona. / REUTERS / ALBERT GEA

El Banco de España ha establecido este miércoles el impacto de las sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en algo mas de 4.000 millones de euros. Esa es la cantidad que tendrían que pagar los bancos en el caso de que los tribunales ordinarios apliquen en favor de los clientes la resolución del tribunal europeo. Además, es la cifra actualizada, que afecta a todas las entidades del sector. Ese impacto es inferior al que se determinaba en un informe anterior realizado por el Banco de España para el Tesoro, que cifraba en entre 5.000 y 7.500 millones de euros la retroactividad total de las cláusulas suelo.

Los bancos españoles llevan más de tres años trabajando sobre las cláusulas suelo de las hipotecas, que limitaban la caída del euríbor, principal índice de los préstamos para vivienda. Algunas entidades decidieron retirar estas cláusulas y realizar provisiones, mientras que también se ha acordado con los clientes su eliminación para pactar tipos fijos en las hipotecas, lo que limita el impacto para el banco. La Asociación Española de Banca (AEB) ha asegurado que los bancos afectados por la sentencia están "abiertos" a una "interlocución directa" con sus clientes. En un comunicado, la patronal bancaria puntualiza que estas conversaciones tienen como objetivo "agilizar la aplicación de esta resolución". No obstante, admite que ahora es fundamental conocer en detalle el contenido de la resolución y cómo se trasladará a la jurisprudencia española, "puesto que no existen precedentes de casos parecidos".

Ni Bankinter ni Santander tienen cláusulas suelos en sus hipotecas, pero el resto de grandes entidades registran cantidades pendientes por provisionar en caso de retroactividad total. Un informe de Goldman Sachs, realizado en septiembre y que contemplaba datos brutos de las entidades, se acercaba a los 7.500 millones, pero esas cifras ha sido matizadas hoy por la mayor parte de las entidades. Los grandes bancos tienen que cubrir en estos momentos 2.000 millones de provisiones. Y está por determinar el efecto entre las entidades más pequeñas que son las que pueden hacer subir la cifra hasta los 4.000 millones que establece el Banco de España.

PROVISIONES REALIZADAS

CaixaBank llegó a tener en el mercado 200.000 contratos de hipotecas con cláusula suelo procedentes en su mayor parte de Banca Cívica y Caixa Girona. La entidad que preside Jordi Gual decidió anular todas las cláusulas y ha provisionado ya 515 millones de euros para hacer frente a la retroactividad. Pero posteriormete ha dado a conocer un hecho relevante en el que precisa que para cubrir la retroactividad anterior al 2013. La entidad ha reconocido que puede tener un impacto de 750 millones. El BBVA se vio obligado a eliminar los suelos por la sentencia del Supremo del 2013. El banco contaba con 425.000 créditos con este límite a los que eliminó la cláusula con efecto mayo del 2013. La entidad tiene que hacer provisiones bruitas de 1.200 millones. No obstante ayer precisó  que destinará 404 millones de euros para cubrir posibles reclamaciones de clientes individuales afectados por la retroactividad. . 

Bankia señala que ya quitó los suelos hace tiempo. Le costó 103 millones desde mayo del 2013. Y ahora le va a suponer otros 100 millones de euros, una cantidad manejable para la entidad y pequeña comparada con la del conjunto del sector.

La aplicación de la retroactividad en las cláusulas suelo de los clientes del Banco Popular tendrán un impacto para la entidad de unos 334 millones de euros, si bien el montante total alcanza los 640 millones de euros. Según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con datos a cierre del primer semestre de 2016, el impacto adicional previsto tras la sentencia conocida hoy es de unos 334 millones de euros. Fuentes del banco consultadas explicaron que la entidad ya tenía provisionados 305 millones de euros.

Liberbank, la entidad que este miércoles más bajaba en bolsa tras conocerse la noticia, tendrá que devolver 83 millones por efecto de la sentencia, según estimaciones del banco remitidas a la CNMV. Unicaja ha cifrado el impacto en 150 millones