11 ago 2020

Ir a contenido

efectos de un conflicto sentimental

Un pleito de pareja amenaza 4.000 empleos

Un juez de EEUU fuerza la venta de Transperfect, un negocio que crece el 10% anual, por las desavenencias sentimentales de los dueños

La compañía tiene su sede europea en Barcelona, donde trabajan 400 personas y se prevé incorporar otras 200 más en un año

Agustí Sala

Unos 4.000 empleados de la multinacional Transperfect en todo el mundo, más del 10% en Barcelona (450), viven con inquietud el desenlace del pleito entre la pareja propietaria. Elizabeth Elting Philip Shawe fundaron esta compañía especializada en servicios lingüísticos hace 20 años, cuando eran matrimonio. Pero sus crecientes desavenencias personales han dejado en manos de los tribunales el futuro de la firma, que no paró de crecer ni siquiera durante la crisis, con un alza anual del 10%.

Y es que un juez de la corte de Delaware, EEUU; ha nombrado un administrador para que halle un comprador para la empresa. La ley de ese estado, donde tiene la sede central Transperfect, otorga poderes al juez para actúe de esta manera cuando considera que se produce una situación de bloqueo que pone en riesgo el futuro de la compañía. Elizabeth tiene un 50% del capital y quiere vender; mientras que Philip representa el otro 50% y no quiere desprenderse de sus títulos.

Pero lo más llamativo es que la empresa sigue creciendo, con unas ventas anuales que superan ya los 500 millones (más de 480 millones de euros) y con nuevas contrataciones. El temor de los directivos y de los empleados es que el posible comprador sea un fondo especulativo. "Hay precedentes. Nuestro principal competidor, Lionbridge, fue adquirido recientemente por un fondo y ha cerrado oficinas en España y Francia para ubicarlas en Polonia e India", explica el vicepresidente mundial de la firma, Barnaby Wass.

ENFOQUE A LARGO PLAZO

"Somos una empresa basada en la gente", lo que un inversor a corto plazo no entiende. «Somos más caros, pero con gente más preparada. Si cambiamos nuestro ADN, perdemos identidad y también negocio», agrega. Los directivos, que defienden el enfoque a largo plazo del negocio, estarían dispuestos a adquirir una parte del capital para superar el bloqueo. Pero el problema es que el mandato judicial es vender el 100% para repartir los ingresos entre los propietarios, pese a que uno de ellos, Phil, no quiere hacerlo.

Solo un recurso suyo ha frenado momentáneamente el proceso de venta, pero este seguirá si el juez así lo decide hacia abril. Los representantes de los 4.000 empleados han pedido al juez por carta que «por favor, no disuelva ni fuerce la venta de esta compañía rentable y próspera". Eso, dicen, "amanezaría no solo su éxito si no su supervivencia" porque la firma «funciona perfectamente y ha sido bien gestinonada durante toda su historia".

La empresa, que ofrece desde localización de webs de empresas a servicios de traducción hasta doblaje de películas y series, prevé contratar unas 200 personas más para la oficina de Barcelona, que es la sede europea del grupo, en el plazo de un año. Este personal se incorporará al servicio de 'contact center' que empieza a prestar y es posible que trasladen esa actividad a la zona del 22@ , explica Wass.

Las oficinas que tiene en pleno paseo de Gràcia ocupan 5.000 metros cuadrados en cuatro plantas con 450 personas, desde lingüistas a gestores cuentas. Hace 11 años comenzaron solo tres afamados directivos desde un Starbucks, recuerda. Wass teme que todo este esfuerzo se desvanezca si el juez finalmente impone la venta y el nuevo dueño cambia "el alma" de Transperfect.

Temas Empresas