29 oct 2020

Ir a contenido

DIÁLOGO SOCIAL

CCOO y UGT abren la semana de las movilizaciones

Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez se entrevistan con Rivera mientras la ministra Báñez comparece en el Congreso

MERCEDES JANSA / MADRID

Tras un año con el diálogo social en suspenso, los sindicatos  mayoritarios CCOO y UGT, afrontan una semana de movilización social que culminará el próximo domingo día 18 con una gran manifestación en Madrid. La derogación de la reforma laboral, el empleo de calidad y el incremento salarios y pensiones, son los ejes de las reivindicaciones que llevaran a la calle las centrales, pese a la escasa idoneidad de las fechas que han venido marcadas por el calendario político.

La falta de mayoría del Gobierno de Mariano Rajoy ha obligado al PP a abrirse al diálogo, aunque ello no se ha traducido en un mayor protagonismo de los sindicatos. Por el contrario, son los partidos con representación parlamentaria los que van a sacar rédito del cruce de negociaciones y pactos, como  se vio hace dos semanas con el acuerdo entre PP y PSOE sobre el salario mínimo y la subida de las bases de cotización para aumentar los ingresos de la Seguridad Social.

Aunque ambas cuestiones han sido banderas sindicales en un año sin interlocutores políticos, su plasmación en los Presupuestos generales del Estado del 2017 aún quedará lejos de las peticiones de Ignacio Fernández Toxo y Josep Maria Álvarez. Además, las pensiones se abren paso en la agenda política y sindical ante un nuevo año en el que toca renovar el Pacto de Toledo y se vaciará el Fondo de Reserva.

DEROGAR LA REFORMA LABORAL 

Toxo y Álvarez abren esta semana de movilizaciones con una entrevista con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pendiente desde octubre, al que explicarán las razones de convocar a los ciudadanos a la calle. Rivera es, junto con el PSOE, la otra pata en la que se apoyará el Ejecutivo en cuestiones socioeconómicas. La cita además se produce la víspera de que C’s decida si apoya o no la proposición no de ley del PSOE para derogar la reforma laboral del 2012, que se debate en el pleno del Congreso este martes.

Aunque su aprobación no tendrá efectos sobre la legislación laboral (aún queda por presentar un texto alternativo en los próximos meses), puede sumar una nueva derrota para un Rajoy en minoría y, sobre todo, tendrá un efecto de reclamo para la movilización social.

También Podemos debe decidir si vota a favor o no de la iniciativa socialista. Rafael Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de esta formación, es el interlocutor que tendrán los secretarios de Acción Sindical Ramón Górriz (CCOO) y de Política Social, Carmen Barrera (UGT) en el encuentro de este lunes. Las centrales esperan que la formación que dirige Pablo Iglesias respalde las movilizaciones, como hace dos semanas lo hizo Javier Fernández en nombre de la gestora socialista.

Mientras sindicatos y oposición estrechan relaciones, Fátima Báñez, ministra de Empleo, intenta parar el primer golpe con una comparecencia esta mañana de lunes en la comisión de Empleo de la Cámara Baja, en la que pretende explicar  las líneas generales de esta legislatura en la que se puede poner en cuestión toda su política de los últimos cuatro años.