VIGILANCIA EUROPEA

El banco malo podría necesitar "una nueva ronda" de dinero público

Comisión Europea y BCE alertan de los problemas financieros de la Sareb

El sexto informe post rescate bancario vuelve a urgir al Gobierno a privatizar Bankia y BMN

Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb.

Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb. / JOSE LUIS ROCA

3
Se lee en minutos
SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), conocido como “banco malo”, no termina de encauzar sus problemas financieros y podría necesitar una nueva ronda de recapitalización, según alertan la Comisión Europea y el Banco Central Europeo en el sexto informe post-rescate bancario. Ambas instituciones vuelven a pedir al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy que complete el proceso de privatización de Bankia y BMN cuanto antes y que retome una agenda de reformas paralizada desde hace un año por la situación política.

La Sareb se enfrenta a un cierto número de problemas que pueden poner más presión sobre su rentabilidad. Una nueva ronda de recapitalización podría ser necesaria dependiendo de la evolución de algunos factores”, alerta el informe apuntando a la evolución del mercado inmobiliario. El informe es el resultado de la visita que realizaron a Madrid los inspectores de Bruselas y de Francfort entre el 17 y el 19 de octubre, antes de que hubiera nuevo Gobierno y de que se adoptaran las medidas presupuestarias aprobadas en las últimas semanas para modificar el borrador de presupuestos de 2017 y cumplir con las exigencias de Bruselas.

Las claves de la noticia

  • 42.287 millones  es el valor de los activos tóxicos de la banca que aún acumula el banco malo.
  • 1.395 millones  Son los ingresos obtenidos en el primer semestre del 2016 por la venta de activos.
  • 45,9%  es la participación del Estado en el capital de la Sareb.

El documento pone de nuevo el acento en la reestruturación del sector financiero y la salud de la banca. Y en este terreno hay un elemento que preocupa especialmente: la viabilidad del banco banco y su rentabilidad. Según los inspectores, “los resultados provisionales de la Sareb en la primera mitad del 2016 no apuntan a una mejora de su situación financiera” y sigue registrando “resultados financieros negativos desde el inicio de sus operaciones”.

UNA GESTIÓN MÁS EFICAZ DE LA SAREB

Es más, pese a las provisiones de 2.000 millones de euros consignadas a finales del 2015 –que elevan a 3.000 millones las provisiones para el período 2013/2015- los ingresos han caído, la venta de activos de la cartera de la Sareb “progresa más despacio” que en los últimos dos años y no se ha beneficiado plenamente del entorno de bajos tipos de interés por la cobertura a largo plazo de los costes de servicio de la deuda. “Todo esto requiere una gestión más efectiva de la cartera”, avisan los expertos.

A principios del 2017 el banco malo tendrá que reevaluar de nuevo los activos inmobiliarios de su cartera, según las nuevas reglas contables del Banco de España. Este ejercicio, avisan los técnicos, podría obligar a realizar nuevas provisiones y generar una volatilidad sustancial. “Ahora que el capital de la Sareb ha caído a la mitad de su dotación inicial, la volatilidad adicional puede ser particularmente preocupante”, añaden.

PRIVATIZACIÓN DE BANKIA Y BMN

Noticias relacionadas

Al margen de los problemas que atraviesa la Sareb, los inspectores vuelven a urgir al Gobierno de Mariano Rajoy a presentar una “estrategia clara” para la reprivatización de Bankia y de Banco Mare Nostrum BankiaBanco Mare Nostrum(BMN) porque “no ha habido progresos desde el 2014” y “completar la reestructuración y la privatización de estos dos entidades es importante para reforzar la estabilidad del sector bancario”. Aunque los técnicos no descartan una posible fusión de ambas entidades, sí responden con prudencia ante los planes del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) y avisan de que cualquier decisión al respecto tendrá que respetar “el principio de máximizar la recuperación de los fondos públicos y ser coherente con los requisitos del mercado único”.

El informe reitera de nuevo que lograr una rentabilidad adecuada sigue siendo el principal desafío al que se enfrentan los bancos españoles y que la recesión en algunos mercados emergentes en los que algunas entidades españolas tienen una alta exposición podría pasarles facturas pero concluye que el sector sigue mostrando un “elevado grado de estabilidad”. Los expertos, como ya hicieron en el avance publicado en octubre, vuelven a pedir al Gobierno que retome la agenda de reformas que se ha visto paralizada por la situación política y ponen el acento en el alto nivel de paro.