DISPUTA EMPRESARIAL

Guerra en la patronal

Cecot intenta desbancar a Gay de Montellà en Foment ante la amenaza de expulsión

Antoni Abad anuncia su candidatura poco antes de que se aprueben nuevas medidas disciplinarias

Antoni Abad, presidente de la patronal Cecot.

Antoni Abad, presidente de la patronal Cecot. / ELISENDA PONS

4
Se lee en minutos
OLGA GRAU / ANTONI FUENTES / BARCELONA

La amenaza de cisma interno sobrevuela la patronal Foment del Treball. El presidente de la patronal CecotAntoni Abad, ha anunciado hoy su intención de presentarse a las próximas elecciones para presidir Foment en un momento en que han rebrotado las hostilidades entra la dirección de Foment, encabezada por Joaquim Gay de Montellà, y la organización territorial del Vallès, que podría ser expulsada de la gran patronal catalana. 

La junta directiva de Cecot decidió el pasado 30 de noviembre apoyar la candidatura de Abad. La patronal destaca en un comunicado que la candidatura tiene como objetivo el "refuerzo y potenciación" de Foment y "recuperar el papel central que le corresponde en el debate público en lo que a temas económicos y empresariales se refiere, y para hacerla realmente representativa de todo el empresariado catalán".

Abad defiende  que Foment recupere el papel de "liderazgo social"

Abad considera "capital" que Foment "recupere el papel de liderazgo social en los temas que afectan de pleno y de forma significativa a las empresas". Para el presidente de Cecot, las empresas asisten ahora "como espectadores de lujo" a debates como la fiscalidad empresarial, la colaboración Administración-empresa o la política industrial sin que la opinión de la patronal "se haga sentir en voz alta y clara".

NUEVO CHOQUE ENTRE CECOT Y FOMENT

"Somos conscientes que algunos de estos debates, planteados en términos de confrontación pueden ser muy incómodos, pero eso no puede llevar a la inacción", ha subrayado Abad.

Las elecciones ordinarias en Foment están previstas para dentro de dos años, en diciembre del 2018, por lo que "ahora no hay ningún proceso electoral abierto para para presentar candidaturas", según recuerda un portavoz de la patronal. 

El anuncio de la candidatura se produce unos días antes de que la junta directiva y la asamblea de Foment convocadas para el lunes próximo aborden de nuevo los actos considerados como fruto de la indisciplina de la organización del Vallès. Un expediente anterior se zanjó, en un encuentro de Abad y Gay de Montellà, con una reprimenda a Cecot. 

INFORME INTERNO

En el comité ejecutivo de Foment de hace 15 días se decidió estudiar la incompatibilidad con Cecot dado que a juicio de Gay de Montellà las actuaciones que está llevando a cabo la patronal vallesana vulneran el régimen interior, que se modificó hace unos meses, y el código ético. Algunos ejemplos que ofrecen las fuentes consultadas son la expansión territorial de Cecot en la capital catalana, la celebración de un acto anual multitudinario de entrega de premios en Barcelona (la última Nit de l'Empresari tuvo lugar el 20 de octubre) y el establecimiento de relaciones directas con la Generalitat y otras instituciones sin pasar por Foment.

Según relatan fuentes del comité ejecutivo, existe además una falta de sintonía absoluta entre Antoni Abad y Joaquim Gay de Montellà, que se ha exteriorizado en los círculos empresariales respectivos de forma más que explícita. En el anterior comité ejecutivo se encargó un informe interno para analizar las incompatibilidades entre Cecot y Foment y el grado de  vulneración de las reglas que se ha encomendado al secretario general de la patronal catalana, Joan Pujol.

"Si Cecot sigue  "Si Cecot sigue con su objetivo de actuar como la patronal catalana, habrá expediente", dice un dirigente de Foment

El próximo lunes está previsto que se vean las conclusiones de este informe. "Si Cecot sigue con su objetivo de actuar como la patronal catalana, habrá expediente", explica otro miembro del comité ejecutivo. 

Noticias relacionadas

Por este motivo, señalan fuentes del comité ejecutivo, Gay de Montellà ha llegado a expresar a sus círculos más cercanos que si el conflicto no se soluciona no habrá más solución que expulsar a Cecot de Foment. Sin embargo, el orden del día del próximo lunes no recoge esta posibilidad. "Intentaremos buscar una fórmula de que Cecot continue en Foment pero cumpliendo las  normas mínimas sin que renuncie a su libertad", relata una empresario de la organización. El conflicto no parece fácil de resolver máxime cuando Abad ha decidido contraatacar presentando su candidatura a presidir Foment, aunque sin contar de momento con apoyos explícitos.

Convulsión en el mapa empresarial

La convulsión en el mapa empresarial de Catalunya se completa con el largo conflicto que mantiene Foment con Pimec después de que el tercer intento de fusión entre ambas organizaciones patronales fracasara con un portazo de Juan Rosell y de Josep González que todavía tiene consecuencias. Foment y Pimec mantienen una batalla política y judicial por la representatividad que ha llegado a paralizar durante meses algunos organismos de representación institucional de la Generalitat. Durante los últimos años, Pimec ha incorporado a algunos gremios y organizaciones que también forman parte de Foment. La organización de comercio de Pimec acaba de anunciar que ha llegado a las 40.000 empresas asociadas coincidiendo con los problemas de la patronal homóloga de Foment. El rebrote del conflicto entre Foment y Cecot puede dar alas también a Pimec como patronal alternativa más próximas a las pymes.  

Temas

Patronal