Ir a contenido

'Big data' para ahorrar en la luz

Holaluz cambiará a los clientes a una tarifa igual o más barata tras analizar sus pautas de consumo durante tres meses

La compañía espera alcanzar los 100.000 usuarios antes del próximo 31 de enero, al lograr 300 altas al día

Agustí Sala

Carlota Pi, cofundadora de Holaluz, posa en la terraza de la sede de la empresa en el Palau de Mar, en Barcelona. 

Carlota Pi, cofundadora de Holaluz, posa en la terraza de la sede de la empresa en el Palau de Mar, en Barcelona.  / RICARD CUGAT

'Big data' para ahorrar o pagar menos por el recibo eléctricoHolaluz pondrá en marcha en el primer trimestre del año que viene un sistema de análisis de las pautas de consumo de los clientes a lo largo de tres o cuatro meses para, en función de los resultados, cambiarlos a una tarifa "igual o más económica", explica la cofundadora de esta comercializadora, Carlota Pi. Además la modificación tendrá carácter retroactivo, añade.

El cambio de tarifa basado en analizar los datos de los usuarios tendrá efecto retroactivo

Gracias al análisis de los datos de 50.000 clientes se han creado cuatro perfiles de tarifas, adaptadas a las necesidades y pautas de consumo de los usuarios. En la actualidad cuentan con dos, una tarifa para todo el día, y otra con precios más bajos en unas horas que en otras. Con el análisis 'big data' podrán situar a los usuarios en el grupo que más les conviene, tras estudiar sus pautas de consumo. Personalizar el servicio y potenciar el uso de las energías verdes son sus objetivos.

Otro lanzamiento que preparan es un producto exclusivo para pymes, que se pueden ahorrar hasta un 30% en la factura, frente a la media de 100 euros anuales de las familias.

Pi recuerda que la estrategia de la firma, encaminada a potenciar la transición hacia una economía verde, ha logrado el aval de los clientes.Tras la campaña publicitaria que llevaron a cabo en TV protagonizada por el pintor ciego Ataúlfo Casado, han situado la media de altas diarias en torno a las 300, el triple del que registraban antes. Por ello, desde los más de 85.000 que tienen en la actualidad esperan llegar a los 100.000 antes del 31 de enero próximo.

Una de las ventajas es que quienes deciden contratar con Holaluz "se convierten en prescriptores", explica. De hecho, incluso tras el salto dado tras la campaña publicitaria, mantienen en el 29% la proporción de clientes que provienen del boca oreja.  

Holaluz, en la que actualmente trabajan alrededor de 100 personas y factura unos 100 millones de euros, recibió un empujón de la mano de Axon Partners, que inyectó cuatro millones de euros en la compañía. En la actualidad ya han optado por vender también gas natural a quienes ya son clientes. "Lo explicamos a 10.000 y 4.000 han optado porque les suministremos también este combustible", dice Pi. A los nuevos usuarios también se les ofrece.

Pero siempre como un complemento a la electricidad. "Ofrecemos el gas como una energía de apoyo", ya que es más eficiente que la electricidad para determinados usos, como el agua caliente. El objetivo último de la empresa es caminar por ejemplo hacia el autoconsumo. Es, por tanto, una etapa más en una carrera más larga.