FILIAL DE VOLKSWAGEN

Seat producirá en Alemania un nuevo SUV grande

La planta de la sede central de Volkswagen en Wolfsburg asumirá la fabricación del tercer todocamino de la marca española

Presentación en Ginebra del prototipo 20V20, en el que se basará el futuro SUV grande de la marca.

Presentación en Ginebra del prototipo 20V20, en el que se basará el futuro SUV grande de la marca.

3
Se lee en minutos
Antoni Fuentes
Antoni Fuentes

Periodista

ver +
Olga Grau
Olga Grau

Directora adjunta

ver +

El plan de viabilidad de las fábricas de Volkswagen en Alemania como consecuencia del 'dieselgate' anunciado hace unos días incluye una aportación sustancial de su marca española. Seat añadirá a su gama de vehículos un nuevo todocamino (SUV en sus siglas en inglés) que se convertirá en el primer modelo de la compañía con sede en Martorell que se fabrica en Alemania. La planta de Volkswagen en Wolfsburg, donde se ubica el cuartel general de la multinacional, fabricará un SUV grande con el que Seat completará su familia de todocaminos.

La decisión de adjudicar a Wolfsburg, la principal factoría de Volkswagen, la fabricación del nuevo SUV forma parte del plan para reducir los gastos mediante la salida de la compañía de hasta 30.000 trabajadores, de los que 23.000 se encuentran en Alemania, y contribuirá a asegurar unos 1.000 empleos, según informó la agencia alemana de noticias DPA. El plan de Volkswagen permitirá al grupo un ahorro de 3.700 millones de euros hasta el 2021.

PROTOTIPO SEAT 20V20

Un portavoz de Seat confirmó que "la fábrica de Wolfsburg ha sido elegida para producir un modelo nuevo de la marca", aunque sin concretar si se tratará del SUV grande de la firma. La producción del nuevo vehículo se iniciará a partir del 2018 y tomará como base el prototipo Seat 20V20 presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra prototipo Seat 20V20 del 2015, según indicaron fuentes próximas a la marca.

El presidente de Seat, Luca de Meo, indicó hace un mes que el proyecto de llevar el prototipo 20V20 a la línea de montaje como modelo de serie seguía "en estudio" por parte de la dirección de la multinacional alemana. Sin embargo, la buena acogida del lanzamiento del Ateca, el primer SUV de Seat, junto con la necesidad de asignar producción a las plantas alemanas pueden haber influido en que el todocamino grande de la marca salga adelante finalmente.

CUARTA PLANTA DE SEAT EN EL EXTRANJERO

Wolfsburg se convertirá en la cuarta factoría en el extranjero que utiliza la marca para producir algunos de sus modelos. Seat fabrica el modelo Alhambra en la factoría portuguesa de Palmela; el utilitario Mii en Bratislava (Eslovaquia) y el nuevo Ateca en Kvasiny (República Checa). En Martorell produce los modelos IbizaLeón y el Audi Q3.  

Herbert Diess, presidente de la marca VW: "El plan es un paso clave"

Después del lanzamiento del Ateca, Seat prepara la salida al mercado del modelo Arona, el segundo SUV, que será el más pequeño y se basará en la misma plataforma que utiliza el Ibiza. La producción del Arona se llevará a cabo en la misma línea en la que se ensambla ahora el Ibiza, que se está adaptando a la nueva plataforma de utilitarios del grupo Volkswagen.

SEAT DEJA DE FABRICAR EL IBIZA DE 3 PUERTAS

Dentro de esa estrategia para preparar la planta de Martorell para el Arona, Seat dejará de producir en enero las versiones de tres puertas y la familiar del Ibiza debido a su escaso volumen de ventas y a la necesidad de liberar carga de trabajo para asumir la producción del todocamino pequeño. La suma del Ibiza, cuando se lance al mercado la nueva generación del modelo, y del SUV pequeño Arona superará el volumen de las tres versiones actuales del utilitario (tres puertas, cinco puertas y familiar). 

La compañía confía en la buena evolución de los modelos producidos en Martorell para evitar un excedente de plantilla en el 2018, cuando se producirá el traslado del Audi Q3 a la planta húngara de Györ y el cambio por el A1, un utilitario para el que se necesitan menos horas de trabajo. Sin embargo, los sindicatos reclaman la asignación de un nuevo modelo a Martorell para lograr la saturación de la fábrica y apuntan a la posibilidad de recuperar la producción del Ateca.   

DESCENSO DE PRODUCCIÓN

Noticias relacionadas

La compañía prevé cerrar el 2016 con un descenso de la producción del 6%, según los datos avanzados a los sindicatos, con un volumen de 448.118 unidades frente a las 477.077 del 2015. En los nueve primeros meses del año, la factoría fabricó 400.000 vehículos incluyendo el Audi Q3, lo que supone un retroceso del 1%. En el descenso ha influido el cese de producción del Altea y los trabajos de adecuación de la línea del Ibiza. No obstante, Seat prevé cerrar este año con un fuerte incremento del beneficio después de registrar 137 millones de enero a septiembre. 

En la hoja de ruta de Seat para los próximos meses y años se encuentra el lanzamiento de una actualización del León, la nueva generación del Ibiza, el Arona y un modelo eléctrico. El nuevo SUV grande se sumaría a esa lista de modelos y también a las inversiones de la firma planificadas para el periodo del 2015 al 2019 por un importe de 3.300 millones de euros.