Ir a contenido

ENCARECIMIENTO DEL COSTE DE LA VIDA

La luz subió el 7,3% en octubre y encadena seis meses consecutivos de subida

Los precios de la energía lastran las economías familiares en España justo antes de la llegada del invierno

Los usuarios de Selectra pagarán su consumo un 10% más barato que en mercado regulado.

Los usuarios de Selectra pagarán su consumo un 10% más barato que en mercado regulado. / JORDI COTRINA

El precio de la luz en España registró una subida del 7,3% durante el pasado mes de octubre, en comparación con septiembre, con lo que se encadenan ya seis meses consecutivos de subida de la electricidad. La factura eléctrica pesa en el presupuesto familiar cada vez más. Según los datos definitivos recogidos por Servimedia del IPC de octubre publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), tras esta serie de subidas el recibo de la luz fue en octubre el 0,9% más caro que un año antes.

Las subidas mensuales fueron del 1,2% en septiembre, del 0,8% en agosto, del 1,3% en julio, del 8,3% en junio y del 0,7% en mayo.

Si se toma como referencia la calculadora de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) conforme al perfil medio de consumidor doméstico, el recibo medio de electricidad experimentó una subida del 8,3% en octubre. Esta evolución de precios corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Industria en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.

El coste de producción de la electricidad en España ha seguido encareciéndose durante las primeras semanas de noviembre con respecto a octubre, lo que supone en el recibo eléctrico de los hogares acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) una subida superior al 2% con respecto al pasado mes.

Este incremento se explica porque el precio de generación de la electricidad en España se ha elevado un 6,2% durante los 14 primeros días de noviembre al pasar de 52,83 euros por megavatio hora en octubre a 56,09, según los datos del 'pool' eléctrico del operador del mercado OMIE, recogidos por Servimedia.

Dado que el componente de la energía supone en torno a el 37,5% del recibo de la luz, cuyo restante se forma con los impuestos y los peajes, este aumento del precio de la electricidad tiene un impacto al alza en la factura del 2,3%. De confirmarse esta subida en lo que resta del mes de noviembre, la tarifa regulada de la electricidad encadenaría siete meses de ascensos.
En términos anuales, si se compara el dato de lo que va de noviembre con el del mismo mes del año pasado, el precio de producción de la electricidad se ha encarecido un 9,6% ya que entonces se situó en 51,19 euros por MWh, lo que supone en el recibo una subida del 3,6%.
A esta subida se debe contrarrestar el impacto del descenso del 2,8% de los peajes eléctricos con respecto al año pasado, que al trasladarse a la factura supone una bajada del 1,75%, lo que da como resultado un encarecimiento del recibo final del 1,85%.

Por su parte, el coste que pagan los consumidores por el gas natural cerró el pasado mes con una subida del 1,5%, la segunda consecutiva tras la del 0,5% en septiembre. En el caso del gas, el recibo fue un 6,1% más barato que el de un año antes. También se encarecieron los carburantes y lubricantes, en su caso el 2,8%, con lo que suman dos meses de subidas tras el incremento del 1,7% de septiembre. Con respecto a octubre del 2015 la subida del precio de los carburantes alcanza el 1,4%.

El resto de combustibles se encarecieron el 3,3% en términos mensuales, sumando también dos meses al alza, aunque bajaron el 5,2% con respecto a octubre del 2015.

Cómo pagar menos por el recibo de la luz     

1. LOS ELECTRODOMÉSTICOS, LOS QUE MÁS CONSUMEN

En un hogar, lo que más electricidad consume son loselectrodomésticos, con más de la mitad del total. Y dentro de este apartado destaca el frigorífico, que se 'come' en torno a un tercio de esos kilowatios (KW). Teniendo en cuenta en cuenta esas premisas, aunque dejar la factura a cero es imposible, no lo es apagar todos los electrodomésticos al marcharse de vacaciones. Puede significar un ahorro de hasta un 49% en el recibo, según un análisis de eficiencia energética de la comercializadora catalana HolaLuz.

2. EL 'STANDBY', DEVORADOR DE KW

El 'standby' o modo en espera de muchos electrodomésticos o dispositivos, como por ejemplo el televisor o el termina de latelevisión de pago es un auténtico devorador de kilowatios (kw). Puede suponer entre el 6% y el 10% del consumo eléctrico de la casa. Un consejo es apagar totalmente los dispositivos. Y más si no vamos a estar en casa. También es importante apagar el interruptor general del cuadro eléctrico en caso de marcharse por unos días. Es la mejor forma de garantizar un consumo cero.

3. LA POTENCIA SÍ QUE IMPORTA

La potencia contratada tiene importancia. Y más con el peso ganado en el recibo. Si es posible reducirla, el ahorro puede ser de unos cuatro euros al mes y más de 50 al año. Para obtener una cifra estimativa de la potencia necesaria hay que sumar la de los electrodomésticos de mayor potencia. Luego se le añade un margen de 1kw para iluminación y pequeños electrodomésticos y se divide todo por tres porque no todo funciona a la vez. El resultado debe ser mayor que el electrodoméstico de máxima potencia.

4. POCO MARGEN PARA EL CAMBIO DE HÁBITOS

Aunque el margen de ahorro en el recibo es bajo algo se puede hacer. Un paso es contratar el PVPC con discriminación horaria (el kw cuesta la mitad por la noche). Otra fórmula, con contador inteligente, es desplazar consumos a franjas horarias baratas. Los precios más altos son a primera hora y hacia las 21.00 horas. Los más bajos, de una a seis de la madrugada, a media mañana, entre las 14 y las 19 horas, los sábados por la tarde y los domingos, aunque todo puede variar según la estación o el clima. Y el ahorro es de un euro al mes.

5. COMPARAR OFERTAS DE MERCADO

Otra opción para rebajar el coste de es contratar a unacomercializadora del libre mercado. Hay que vigilar que no incorporen servicios adicionales y otros costes ocultos que pueden diluir los ahorros. Para un hogar tipo en Barcelona (potencia de 4 kw y consumo de uso 270 kw al mes) con una tarifa común (2.0) la diferencia entre la oferta más cara y la más barata llega a 164,2 euros o 13,70 euros al mes. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dispone de un comparador.

0 Comentarios
cargando