Ir a contenido

La UE asume que la llegada de Trump congela la negociación del TTIP

"Probablemente estará un tiempo en el congelador", admite la comisaria de comercio Cecilia Malmström

"Estas negociaciones están muertas aunque muchos no lo quieran admitir", dice el secretario de estado de Francia

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

Aunque no todos los gobiernos europeos dan por muertas las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP en sus siglas comerciales) y prefieren hablar de pausa, la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses ha obligado a los 28 a poner los pies en la tierra y a admitir que a partir de enero la realidad comercial será completamente distinta. “Probablemente el TTIP estará un tiempo en el congelador, veremos qué ocurre cuando sea descongelado”, ha explicado la comisaria de comercio, Cecilia Malmström, tras la reunión de los ministros de comercio de la UE.

Las negociaciones entre ambos bloques arrancaron en 2013 y la última ronda de de conversaciones –la décimoquinta- tuvo lugar en octubre pasado en Nueva York sin que se haya cerrado ningún capítulo. Para entonces nadie en Europa daba ya un duro porque el acuerdo sería posible bajo la administración de Barack Obama pero hasta ahora los dirigentes europeos habían optado por la cautela. “No lo veo como algo que vaya a ocurrir en los próximos dos años”, admitía el jueves el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante una cena en Berlín.

Su comisaria de comercio ha evitado este viernes hablar de fechas aunque reconoce que lo que toca ahora es ser realistas y que no habrá nuevas rondas de negociación. “No veo la reanudación de las negociaciones del TTIP en bastante tiempo” pero “(Trump) no ha mencionado nada sobre el TTIP en campaña así que no sabemos qué piensa. Simplemente tenemos que esperar”, ha explicado Malmström que en dos semanas viajará a Washington para reunirse con el responsable de comercio estadunidense, Michael Froman.

“Obviamente antes de finales de año necesitamos ver dónde estamos y ver si podemos salvaguardar parte de los progresos que hemos hecho. Después habrá una pausa natural. Durante cuánto tiempo está por ver pero como han dicho los ministros es un acuerdo que tiene mucho sentido desde el punto de vista de la UE y de Estados Unidos. Estaremos preparados para retomar las negociaciones cuando la nueva administración lo crea conveniente pero la pelota está en su campo”, añadía tras la primera reunión a 28 en la que han examinado el impacto de la victoria del magnate inmobiliario.

FRANCIA LO DA POR MUERTO

Aunque el mensaje que sale del Consejo es que la pelota está en manos del equipo de Trump y que los 28 están abiertos al diálogo, hay partidario de aprovechar la coyuntura para enterrar el pacto. “Las negociaciones deben detenerse. Están muertas y todo el mundo lo sabe aunque muchos no lo quieran admitir”, ha advertido el secretario de estado de comercio exterior francés, Matthias Fekl, que considera absolutamente necesario cambiar la forma de negociar. A juicio de Francia, la UE debería hacer borrón y cuenta nueva y en el futuro poner el acento en la transparencia. “Necesitamos una transparencia plena y completa. De lo contrario no habrá política comercial europea”, alertaba.

Para el secretario de estado de comercio español, Jaime García Legaz, es prematuro, en cambio, apuntar a una congelación de las negociaciones. “Lo primero que hay que hacer es sentarse a hablar con la nueva administración americana y escucharles. Hasta ahora no hemos tenido ocasión de conocer cual es la opinión de la administración Trump así que prejuzgar que va a ser un acuerdo que se tenga que meter en un cajón es prejuzgar algo que carece todavía de información fundamentada”, ha opinado a la salida de un encuentro en el que también han abordado la modernización de los instrumentos de defensa comercial de la UE aunque sin acuerdo.

0 Comentarios
cargando