28 may 2020

Ir a contenido

CHEQUEO AL SECTOR

Arquitectos sin cartera

Los profesionales catalanes realizan menos de dos proyectos al año de media desde que explotó la burbuja inmobiliaria

La media de ingresos de la profesión se sitúa por debajo de los 30.000 euros, según el Col·legi d'Arquitectes

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Fachada del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya en Barcelona.

Fachada del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya en Barcelona. / ELISENDA PONS

Hubo una época en Catalunya en la que la actividad de los arquitectos era elevada y bien remunerada. De media se realizaban unos 20 proyectos al año y los ingresos estaban en la media europea, por encima de los 30.000 euros al año. Esa situación que se sostuvo a lo largo de 20 años desde 1980 se quebró en el 2006, preludio de la crisis del sector. Se impuso entonces un entorno nuevo y mucho menos favorable: la media de proyectos al año ha caído a 1,1, mientras que los ingresos para el 75% de la profesión se sitúan por debajo de los 30.000 euros al año.Y para un tercio de los arquitectos, esos ingresos están por debajo de los 20.000 euros al año. Es decir, arquitectos sin cartera y no muy bien remunerados ha sido el resultado.

El Col·legi d'Arquitectes de Catalunya ha realizado una encuesta entre la profesión en Catalunya -'Els arquitectes.Situació, oportunitats i perspectives'-, con la que se pretende realizar una foto de la profesión después de nueve años de crisis y definir el enfoque que requiere una reconducción de la situación, según ha puesto este lunes de manifiesto Lluís Comerón, decano del colegio. "Estamos ante un tercer cambio de época para el sector y hay que adaptase a esos nuevos tiempos", ha comentado en un encuentro con periodistas y posteriormente en la presentación de la encuesta a los propios arquitectos.

"Estamos ante un tercer cambio de época para el sector", afirma el decano del colegio, Lluís Comerón

La encuesta incluye una muestra de 1.710 profesionales, de los que 1.261 son colegiados y 354 no. Destaca que en estos momentos es un colectivo rejuvenecido: más del 50% de los profesionales no supera los 50 años y un 34% está por debajo de los 40. En su mayor proporción son hombres (un 62%), aunque entre las nuevas generaciones comienzan a tener una presencia mayor las mujeres. En la formación es donde el colectivo femenino es claramente más numeroso. "Lo que hace suponer que en el futuro, el peso de la mujer será mayor", ha explicado el decano. 

POR CUENTA PROPIA

Hombres o mujeres, el 70% de los arquitectos trabajan por cuenta propia. Son autónomos y realizan su actividad en un despacho privado, que en la mayor parte de las veces cuenta con una o dos personas. La encuesta destaca la baja presencia de este colectivo en la Administración pública, particularmente en los ayuntamientos y en el ámbito autonómico, donde se emplea escasamente el 12% de la profesión. Industria, universidad, promotoras, constructoras y consultorías no llegan a sumar más del 10% de los arquitectos activos. Para Comerón, esa circunstancia determina en qué subsectores "se encuentran las mayores oportunidades de progresar profesionalmente". 

La baja actividad a la que ha inducido la crisis ha provocado que los arquitectos tengan que "buscarse la vida" fuera. Un 32% de los profesionales de hasta 30 años han abandonado el país para trabajar en algún momento. Entre los arquitectos de 31 y 40 años, ese porcentaje baja al 20%. Alemania, con un 13%, es el país al que con mayor frecuencia se ha acudido, seguido del Reino Unido y Francia, recoge la encuesta.