Ir a contenido

El fiscal investiga en Alemania a otro directivo de VW por manipulación de mercado

EEUU detecta otro caso de motor trucado de Audi, según el 'Bild am Sonntag'

Un operario coloca la tapa de un motor diésel VW .

Un operario coloca la tapa de un motor diésel VW . / ARCHIVO / REUTERS

La Fiscalía de Braunschweig (norte de Alemania) ha abierto una investigación al presidente del consejo de supervisión del fabricante automovilístico alemán Volkswagen (VW), Hans Dieter Pötsch, por posible manipulación de mercado en relación con el escándalo de los motores trucados.

VW sigue sosteniendo que la junta directiva informó debidamente al mercado, según afirma el consorcio en un comunicado. La Fiscalía ya investigaba por posible manipulación de mercado por el escándalo de los motores trucados para ocultar los niveles reales de emisiones contaminantes al antiguo presidente del grupo automovilístico Martin Winterkorn y al actual jefe de la marca Volkswagen, Herbert Diess.

Sobre los directivos pesa la sospecha de que informaron demasiado tarde al mercado acerca del caso de manipulación de emisiones contaminantes y ocultaron así información importante para los inversores. En el caso de Pötsch, la investigación se refiere al período en el que se desempeñó como director de Finanzas del consorcio, precisó VW.

Pötsch y VW están dispuestos a "apoyar plenamente" el trabajo de los responsables de la investigación, agrega el fabricante. El desencadenante para abrir una investigación contra Pötsch ha sido una denuncia por parte de las autoridades alemanas de supervisión financiera (BaFin) que vela por la obligación de las empresas que cotizan en Bolsa de informar a tiempo mediante los denominados hechos relevantes al ámbito financiero sobre temas importantes.

REVELACIONES EN CALIFORNIA

Por otra parte, el Consejo de Recursos del Aire de California (CARB, por su sigla en inglés) detectó este verano otro 'software' en un vehículo del fabricante Audi con motor V6 que permite manipular las emisiones contaminantes cuando el coche se encuentra en el banco de pruebas. Según publica hoy 'Bild am Sonntag', sin citar fuentes, la filial del grupo automovilístico alemán Volkswagen (VW) utilizó este 'software' desde hace años en Europa para la manipulación del valor de emisiones de CO2 en modelos con motor diésel y de gasolina.

El dominical señala que determinados modelos de Audi detectan mediante el reconocimiento de ángulo de giro si el vehículo se encuentra en el banco de pruebas o en situación de conducción real. En caso de que el volante no se mueva tras haber arrancado el coche, se activa un programa para el motor que reduce las revoluciones y emite así poco CO2.

Por contra, si el conductor gira el volante, se desactiva esta "estrategia de calentamiento" y el vehículo funciona con otro programa que consume más combustible y por tanto emite más CO2. Entre los vehículos afectados figuran modelos equipados con transmisión automática AL 551, entre ellos el A6, el A8 y el Q5.

0 Comentarios
cargando