Ir a contenido

AERONÁUTICA

El caos operativo del verano le ha costado 40 millones a Vueling

El consejero delegado del grupo IAG resalta que a pesar de ello el resultado de la primera aerolínea de El Prat ha sido bueno

Colas en la terminal de Vueling de El Prat el pasado 1 de julio.

Colas en la terminal de Vueling de El Prat el pasado 1 de julio. / ROBERT RAMOS

El caos operativo generado por Vueling básicamente en el aeropuerto de El Prat de Barcelona el pasado mes de julio, a raíz de retrasos y cancelaciones de muchos de sus vuelos, le ha costado a la compañía catalana en torno a 40 millones de euros, ha señalado este viernes el consejero delegado del grupo IAGWillie Walsh. 

Dichas perturbaciones operativas, provocadas sobre todo por las huelgas de controladores aéreos, junto con los atentados terroristas, han afectado negativamente a la evolución de los ingresos de pasaje de Vueling, según se desprende de los resultados de los nueve primeros meses del año de IAG, que integran, además de la compañía de bajo coste catalana, British Airways (BA), Iberia Aer Lingus. Walsh ha destacado que los resultados operativos de Vueling han sido buenos y "mejores que los de muchas compañías competidoras". IAG espera que los resultados operativos y financieros de la 'low cost' catalana vuelvan a la normalidad en el 2017.

El grupo en su conjunto registró un beneficio neto 1.484 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 25,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Los resultados del grupo se vieron afectados negativamente por los atentados terroristas, el triunfo del 'Brexit', las interrupciones operativas por la huelga de controladores aéreos y la evolución negativa de los tipos de cambio, aunque estos factores se compensaron parcialmente por la bajada de los precios del petróleo.

La cifra de ingresos de la aerolínea alcanzó los 17.272 millones de euros, lo que representa una mejora del 0,9% con respecto a los nueve primeros meses de 2015, cuando ingresó 17.119 millones de euros.

BENEFICIO TRIMESTRAL DE 930 MILLONES

En el tercer trimestre, IAG obtuvo un beneficio después de impuestos de 930 millones de euros, un 9,9% más, con unos ingresos de 6.486 millones de euros, lo que supone un 4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. El beneficio operativo fue de 1.205 millones de euros, un 3,6% menos, con un descenso del 4,8% incluyendo partidas excepcionales.

A juicio del consejero delegado de IAG, tanto Vueling como otras compañías del grupo encontrarán oportunidades para crecer en el mercado español, que continuará siendo "fuerte", al beneficiarse "claramente" del aumento de la demanda hacia España por problemas de seguridad que sufren algunos destinos competidores, tras los ataques terroristas.

IAG tampoco ha observado caídas de demanda en las rutas que enlazan España con el Reino Unido por la devaluación de la libra frente al euro que se ha producido tras la votación del "brexit".

Tanto el crecimiento de la demanda hacia España como la evolución positiva de la economía española generarán oportunidades de crecimiento para las aerolíneas hacia y desde el país, con la única excepción de Latinoamérica y más particularmente de Brasil, ha puntualizado Walsh.

IAG no tiene evidencias de mejora de la situación del mercado brasileño, por lo que Walsh considera que "probablemente" hasta 2018 no se verán señales de cambio de tendencia en el país sudamericano.