Ir a contenido

INNOVACIÓN PEDAGÓGICA

Esade, el aula para practicar

La escuela invierte 10 millones en renovar el modelo de aprendizaje

La entidad facturó el curso pasado 99 millones, el 4,2% más, sin subir precios

Agustí Sala

El campus de Esade en Sant Cugat del Vallès.

El campus de Esade en Sant Cugat del Vallès. / RICARD CUGAT

Aula invertida o 'flipped classroom'. El concepto resulta curioso. Pero es en el que Esade basa la renovación de su modelo de aprendizaje y en el que invertirá 10 millones en los próximos tres años, destinados a tecnología o adecuación de las aulas. En opinión de la directora general, Eugènia Bieto, la entidad solo tiene una vía para dar respuesta a los retos de la globalización y la digitalización: "reinventar su modelo de aprendizaje".

La entidad, que ha creado un centro de innovación educativa, iniciará una campaña de captación de fondos entre antiguos alumnos y empresas para financiar una parte de estas inversiones. Ya lo hace, por ejemplo, con el programa de becas, al que los antiguos alumnos aportan un millón de euros. 

El resultado del curso pasado fue "quizás el mayor de los últimos seis años", según Bieto

En una época en la que el acceso al conocimiento básico es más fácil es preciso transformarse. "Es crucial el trabajo personal en el aula, pero debe reformularse", según el director general adjunto, Francisco Longo. De un aprendizaje horizontal y jerárquico se debe pasar a otro más bidireccional" bajo el lema 'Students firt' (Estudiante, primero), agrega.

De hecho, "la tecnología permite trasladar fuera del aula buena parte de los aprendizajes, y se rescata valor para lo que hay que hacer en el aula". Los profesores se convierten así en "facilitadores de aprendizaje".

El objetivo es que el 100% del profesorado lleve a cabo este tipo de enseñanza en el curso 2018/2019, tanto en la escuela de negocios como en la de derecho y en todos los programas. El plan, que comenzó con un programa piloto de ocho profesores de departamentos muy diversos, se aplica por tercios, hasta llegar al 100%. Un total de 1.042 alumnos han probado ya el modelo.

Dentro del plan, en el campus de Sant Cugat del Vallès, en EsadeCreápolis se instalarán, no solo aulas, sino laboratorios, desde un espacio para generar y debatir ideas hasta otro para construir prototipos y probar nuevos productos y diseños.

Bieto, que ha destacado que Esade empieza "a tener un tamaño importante", ha afirmado que el curso pasado, la institución alcanzó una facturación de 99 millones, un 4,2 % más que la campaña anterior, "sin aumentar precios". Ese resultado es "quizás el mayor de los últimos seis años", ha dicho.

Un total de 9.369 estudiantes cursaron en el periodo 2015-2016 algún grado o programa en alguno de los tres campus que la escuela tiene en Barcelona, Madrid y Sant Cugat. Más del 34 % de los ingresos de Esade provienen ya de programas internacionales y prácticamente la mitad de los estudiantes del campus de Sant Cugat son extranjeros.

Temas: ESADE

0 Comentarios
cargando