Ir a contenido

El Hospital General de Catalunya podría costar al menos 85 millones

Salut basa sus cálculos para adquirir el centro en el actual contrato de servicios, que rebajó de 17 a 10 millones anuales

Agustí Sala

El Hospital General de Catalunya, situado en Sant Cugat del Vallès.

El Hospital General de Catalunya, situado en Sant Cugat del Vallès. / ROBERT RAMOS

El Hospital General de Catalunya podría costar al menos 85 millones de euros, no los 50 o 55 millones que estima el 'conseller' de Salut, Toni Comín, que este viernes ha anunciado su propuesta de adquirir este establecimiento sanitario y asumir sus 1.100 empleados.

El centro, propiedad de QuirónSaludadquirido recientemente por el gigante alemán de la sanidad privada Fresenius Helios, ganó en el 2011 un contrato de prestación de servicios a Salut por 10 años. Aunque la cantidad anual debía ser de unos 17 millones, el Servei Català de Salut lo rebajó a unos 10 millones.

Es, por tanto, en la cifra rebajada en la que Comín se basaría para plantear su propuesta, que el grupo propietario asegura no haber recibido en forma de oferta formal, según fuentes del sector de la sanidad privada. Por ello, desde QuirónSalud afirman que "no se puede estudiar ni analizar algo que no existe". En todo caso admiten que "solo se han registrado contactos informales" en relación a esta cuestión.

La empresa también asegura que "vela por la estabilidad laboral y profesional del conjunto de sus trabajadores" y resalta su compromiso con los pacientes "y los cacuerdos que mantiene con las aseguradoras y con las entidades de las que es proveedor, y no va a dejar a miles de usuarios sin atención médica". 

La propuesta del 'conseller', que cuenta con el beneplácito del 'vicepresident' Oriol Junqueras, responsable del área económica del Govern, podría tener que afrontar también algunas trabas judiciales por incumplimiento de contrato y daños y perjuicios por inversiones vinculadas al mismo. 

CONTRATO E INVERSIONES

El Hospital General de Catalunya está actualmente excluido del Sistema Sanitari Integral d'Utilització Pública de Catalunya (Siscat), que incluía centros concertados, pero no por ello ha perdido los contratos de servicios con la Administración, que tiene contratados hasta diciembre. La empresa ha acometido inversiones vinculadas a ese contrato. Fuentes del grupo cifran esas inversiones en unos cinco millones en el último año, destinados a máquinas de radioterapia y otros dispositivos.

El plan de Comín se basaría en una compra con pago aplazado a 10 años con sus correspondientes intereses y cuenta con el visto bueno de Economia. Las mismas fuentes destacan que este centro hospitalario, que ha pasado por distintas manos desde su puesta en marcha a mediados de los años 80, ha sido rescatado en alguna ocasión por el sector público.

Por ejemplo, a finales de los 90, el Instituto Català de Finances (ICF) asumió un aval del centro por importe de 3.600 millones de pesetas de entonces (21,63 millones de euros actuales)  y otro por parte de Barcelona Inversiones, por tors 300 millones de pesetas (1,8 millones de euros). El plan preveía que el Servei Català de Salut se liberaría de esa carga en el 2009.

  

0 Comentarios
cargando