Ir a contenido

INYECCIÓN DE FONDOS

Siemens invierte en la catalana Stat Diagnostica

La filial de capital riesgo del grupo alemán avala con la operación el sistema de diagnóstico cerca del paciente de la firma

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

Jordi Carrera, izquierda; y Rafael Bru.

Jordi Carrera, izquierda; y Rafael Bru.

Siemens apuesta por la catalana Stat Diagnostica. La filial de capital riesgo del coloso alemán, Siemens Venture Capital, ha entrado en el capital de la compañía especializada en diagnóstico cerca del paciente.

La incorporación a través de una ronda de financiación cuyo importe no quieren desvelar sus participantes, servirá a la compañía fundada por Jordi Carrera y Rafael Bru en el 2010 para lanzar su producto, el sistema de test cercano al paciente DiagCORE.

Esta operación ha sido liderada por Gilde Healthcare y ha contado con la participación de otros fondos que ya son accionistas de la empresas, como Kurma PartnersYsios Capital, Idinvest PartnersBoehringer Ingelheim Venture FundCaixa Capital Risc y Axis.

Según el consejero delegado de Siemens Venture Capital, Ralf Schnell, "Stat Diagnostica tiene una tecnología que podría suponer un avance en el diagnóstico y triaje de enfermedades infecciosas".

MÁS DE 44 MILLONES

En abril pasado, Stat Diagnostica, cuya sede se encuentra en el Parc Científic de Barcelonacerró una ronda de financiación de 25 millones de euros, liderada por el fondo holandés especializado Gilde Healthcare. En la operación intervinieron Ysios Capital, así como Caixa Capital Risc, que ya son accionistas de la empresa.Desde el 2011 ha sumado ya 44 millones en fondos obtenidos, sin contar la última ronda presentada este miércoles.

Al encontrarse al lado del paciente, el sistema evita los traslados de muestras y facilita los resultados de forma más fiable y veloz. DiagCORE tiene la capacidad de hacer diagnóstico molecular e inmunoensayo con la fiabilidad de un labotarorio central y simplificando los procesos de obtención de resultados.

El dispositivo realiza todo el proceso y los resultados pueden tardar entre 30 y 80 minutos en función de la aplicación. El médico, por su parte, puede aplicar el tratamiento más adecuado para el paciente con un gran ahorro tanto directo como indirecto de gasto sanitario.

Temas: Empresas