Ir a contenido

El Deutsche Bank se desploma y arrastra a las bolsas europeas

El gigante de inversión alemán se deshincha el 8% en la apertura de la Bolsa de Fráncfort

El precio de las acciones del gigante financiero cae por primera vez por debajo de los 10 euros

Carles Planas Bou

La sede central del Deutsche Bank, en Fráncfort.

La sede central del Deutsche Bank, en Fráncfort. / AP / MICHAEL PROBST

El Deutsche Bank se ha despertado este viernes con otra nueva mala noticia. El gigante de inversión alemán se ha desplomado en la apertura de la Bolsa de Fráncfort hasta el 8% situando sus acciones a un valor mínimo de 9,9 euros. Es la primera vez que la entidad bancaria cae por debajo de los 10 euros, estableciendo otro récord a la baja en una semana especialmente dramática. A las 13:30 del mediodía, el banco ha reducido su hemorragia pero ha seguido desplomándose un 4,32% hasta los 10,4 euros de valor.

El creciente escepticismo sobre la estabilidad del Deutsche Bank ha llevado, según ha apuntado un documento interno obtenido por Bloomberg, a que parte de sus clientes más destacados, como los fondos de cobertura (Hedge Funds), hayan huido a otras entidades para evitar su exposición financiera a un gigante que cae en picado. Según el medio estadounidense se trataría de los 34.000 millones de euros de Millenium Partners, 14.000 millones de Capula Investment Management y 4.000 millones de Rokos Capital Management. De poco han servido las palabras de su director general, John Cryan, asegurando que la entidad tiene una reserva de liquidez de hasta 215.000 millones de euros para hacer frente a todos los problemas.

DUDAS SOBRE SU ESTABILIDAD

Los clientes del Deutsche Bank se han mostrado preocupados por la estabilidad de la entidad en una semana en la que se ha hablado de un posible plan de rescate ideado por Berlín. El gobierno alemán baraja la opción de que el gigante bancario no pueda hacer frente a la astronómica multa de 14.000 millones de euros que la justicia estadounidense presentó por posibles irregularidades en su negocio hipotecario. Eso se ha reflejado en los seguros frente a impago de la entidad, conocidos como CDS, que han subido hasta 21 puntos básicos hasta los 255 puntos. “Las dudas injustificadas están dañando nuestro precio en el mercado. Algunas fuerzas están intentando erosionar la confianza en nosotros”, desmiente Cryan en un documento interno publicado este viernes.

Desde que los Estados Unidos anunciaron la cifra de su demanda, el Deutsche Bank ha perdido un 17% de su valor. En lo que va de año el gigante de inversión alemán, que en su día financió el milagro de la recuperación tras la devastadora Segunda Guerra Mundial, se ha hundido un 53% en el parque de Fráncfort y ha pasado a ser, como apuntó el FMI, el prestamista de mayor riesgo mundial. Según han apuntado analistas de JPMorgan, cualquier sanción superior a los 4.000 millones de euros dejaría al banco sin reservas y pondría en riesgo su capital.

EFECTO CONTAGIO EN LOS MERCADOS EUROPEOS

Esta nueva jornada negra del DB ha vuelto a arrastrar a todo el sector bancario alemán a cifras en rojo. El Commerzbank también se ha desplomado hasta un 6,22% hasta los 5,45 euros de valor por acción. El segundo mayor banco del país anunció el jueves que despedirá a 9.600 trabajadores en su voluntad de encara la entidad hacia una senda más positiva. La reestructuración, su mayor reforma desde que fue rescatada en 2009, detendrá el pago de dividendos a sus accionistas y retendrá todas sus ganancias.

Por su parte, el DAX, la bolsa de Fráncfort, ha caído hasta el 1,77% precipitada por la sangría del DB. Otras grandes empresas alemanas también se han visto afectadas. Así, a las 13 del mediodía, Allianz caía un 1,87%, Bayer un 1,80% y Daimler un 1,69%.

Los mercados europeos también están siguiendo el mismo camino a la baja. El EURO STOXX, el indicador bursátil que representa a las 50 empresas más grandes de 11 países de la eurozona, también ha caído el 2,02% en la apertura. Especialmente afectados se han visto los bancos españoles como el Santander, que caía el 4,59% en el inicio de la sesión, o el BBVA, con un descenso del 4,19%. El Ibex 35 inició este viernes con una caída del 2,05%, arrastrado por el sector bancario y Telefónica, que perdía más de un 4% en la apertura, tras suspender la salida a bolsa de Telxius.

 

0 Comentarios
cargando