Ir a contenido

desplome bursátil y sanciones

Merkel tiene un plan de rescate para el Deutsche Bank, según 'Die Zeit'

En caso de emergencia el gobierno de Angela Merkel se haría con un 25% de la entidad financiera más grande del país

El presidente de la entidad asegura que los riesgos contables del banco son menores que en el pasado y que la situación de liquidez es "cómoda"

Carles Planas Bou

John Cryan, presidente del Deutsche Bank. 

John Cryan, presidente del Deutsche Bank.  / DANIEL ROLAND (AFP)

El Deutsche Bank sigue en problemas. Si ayer el presidente de la entidad financiera más potente de AlemaniaJohn Cryan, intentaba calmar a los accionistas asegurando que no necesitaban ayuda para salir adelante hoy la prensa alemana ya habla de un plan de rescate. Según ha apuntado el diario ‘Die Zeit' el gobierno dirigido por Angela Merkel estudia una operación pública para mantener a flote el gigante bancario alemán en caso de que no pueda hacer frente a las múltiples demandas a las que se enfrenta. "Los funcionarios de alto rango en Berlín, Bruselas y Fráncfort están trabajando actualmente en un plan" que debería "entrar en vigor si el Deutsche Bank necesita capital adicional para resolver conflictos legales y si no encuentra recursos en el mercado" , afirmaba el semanario, sin citar sus fuentes.

Ante la posibilidad de que el Deutsche Bank no sea capaz de recapitalizarse y no pueda pagar la multa de 14.000 millones de euros solicitada por la justicia estadounidense, Berlín se plantea incluso comprar hasta un 25% de la participación directa del banco, una cifra a precio de mercado que se eleva hasta los 3.800 millones de euros. A pesar de que ayer el portavoz del ejecutivo Steffen Seibert negara el plan de rescate calificándolo de “especulaciones” y que hoy el portavoz del ministerio de Finanzas asegurase que se trata de una información "falsa", el borrador al que ha tenido acceso Die Zeit habla de la posibilidad de que el Gobierno alemán interceda para ampliar el capital vendiendo activos a otras entidades. Con este sello de garantía estatal se prevé que los mercados reaccionen con más confianza en el Deutsche Bank.

Tras vivir un lunes negro en el que se desplomó un 7,5% hasta sus peores cifras en 24 años, el gigante de inversión germánico se ha recuperado ligeramente en el parqué de Fráncfort durante este miércoles. Su mejora del 2,01% ha situado el valor de sus acciones en los 10,83 euros, aún muy lejos de un buen estado de salud. Parte de esta recuperación se debe a la venda de Abbey Life, la filial británica de seguros del Deutsche Bank que ha vendido este miércoles a la compañía Phoenix Life Holdings por 1.085 millones de euros. Esta operación les da un poco más de margen de capital.

Aún así, desde el 2007 el Deutsche Bank ha perdido cerca de un 90% de su valor. Durante este 2016 el desplome ha sido especialmente duro, cayendo hasta un 53%.

CONFIANZA PÚBLICA

A pesar de guardarse un as en la manga, el gobierno federal alemán sigue confiando en que su mayor joya bancaria no necesite la intervención pública. “La situación es mejor de lo que se percibe desde fuera”, reiteró ayer Cryan en una entrevista con el diario ‘Bild’. El CEO del gigante bancario alemán también aseguró que disponen de liquidez y que hay “menos riesgos que en el pasado”.

Aún así, los 5.500 millones de euros que la entidad aprovisionó en junio se quedan cortos ante la astronómica multa que preparan las autoridades de los Estados Unidos por sus negocios con hipotecas dudosas. Una demanda que la compañía alemana ya ha asegurado que no pagará. Por otro lado, el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó que el Deutsche Bank es el prestamista de mayor riesgo mundial, lo que se tradujo en los mercados en unos seguros frente a impagos que se dispararon a unos niveles superiores a los que presentó Lehman Brothers antes de quebrar en 2008.

Cyran tomó el mando de la entidad en julio del 2015 reconociendo la preocupación de los accionistas. Para calmar los ánimos del mercado, el gigante financiero anunció en pasado año que recortaría 9.000 puestos de trabajo en todo el mundo, 4.000 en Alemania, un plan que sigue en pie con unas negociaciones con el comité de empresa que están en buena medida cerradas.

0 Comentarios
cargando