Ir a contenido

Eduard Vilà será el nuevo director de la Agència Tributària de Catalunya

El nuevo responsable era hasta ahora el número dos del organismo

Agustí Sala

Eduard Vilà será el nuevo director de la Agència Tributària de Catalunya

Eduard Vilà será el nuevo director de la Agència Tributària de Catalunya (ATC). En la actualidad ocupaba la dirección adjunta del organismo. La nueva propuesta se produce después de que la ATC quedara descabezada al renunciar Olga Tomàs, la persona propuesta por el departamento de Economia, a sustituir a Teresa Ribas como directora del organismo a partir del 1 de octubre, ante los recelos manifestados por la CUP. La ATC es uno de los pilares de la hoja de ruta independentista al tratarse del embrión de la futura Hacienda de un estado propio.     

Las reticencias 'cupaires' se vieron posteriormente ratificadas cuando se conoció que Tomàs aparece como investigada (antes imputada) en una de las piezas separadas que nació de las pesquisas por el ‘caso ITV’, sobre el presunto amaño en la adjudicación de estaciones de inspección técnica de vehículos y en el supuesto pago de comisiones, a través de su mujer, al exdiputado de la extinta CDC Oriol Pujol. Entre otras ocupaciones, Tomàs tuvo cargos en la Conselleria de la que Pujol era secretario general.

El nuevo director es funcionario del cuerpo superior de administración de la Generalitat y del cuerpo superior de inspección y técnicos tributarios. Vilà ha desarrollado su carrera en el ámbito tributario, en el que ha ocupado diversos cargos como abogado liquidador de la Dirección General de Tributs, responsable de informes de la Assesoria Jurídica del Departament d'Economia y del control de sistemas, procedimientos y cumplimientos de objetivos de la Inspección de Servicios.

El funcionario ingresó en la Generalitat en 1992, en la delegación de Barcelona de la direcció General de Tributs. Tras la creación de la ATC en el 2007 ocupó el cargo de jefe de la Inspección de Servicios y del Servicio de Gestión Tributaria.

CONSENSO

Tras producirse el abandono de Olga Tomàs, la Conselleria d'Economia, al frente de la que está el 'vicepresident' Oriol Junqueras, lo atribuyó a "razones personales" y achacó el cambio de planes a que su designación "no genera el consenso necesario para asumir la responsabilidad". 

De hecho, en la comparecencia del secretario de Hisenda del Govern, Lluís Salvadó, ante el Parlament hace unos días, la diputada de la CUP Eulàlia Reguant le reclamó que la designación fuera "transparente" y "pública", e incluso reclamó un "concurso público" para evitar episodios del pasado como la elección de la dirección de la Oficina Antifrau.

Tomàs, y ahora Vilà, sustituye a Teresa Ribas, que expresó hace unas semanas su deseo de dejar el cargo por motivos personales. Y eso coincidió con una oferta como gerente del Institut Municipal d’Hisenda, del Ayuntamiento de Barcelona.

Inicialmente, Tomàs fue la opción elegida por la 'conselleria' de Oriol Junqueras para sustiruirla porque ya trabajaba en el despliegue territorial de la ATC.

En todo caso, Economia destacó que Olga Tomàs "continuará trabajando en la Agència, desarrollando el cargo que ejerce actualmente como coordinadora territorial de oficinas de gestión tributaria en la ATC y que tiene entre sus competencias el despliegue territorial de este ente".