Ir a contenido

Dublín decide recurrir la decisión de Bruselas sobre Apple

El ministro de Finanzas asegura que la medida se ha tomado por unanimidad

El Gobierno de Irlanda ha acordado presentar una apelación a la decisión de la Comisión Europea que exige a la multinacional estadounidense Apple abonar al país 13.000 millones de euros por los impuestos no pagados al beneficiarse de ayudas públicas ilegales. Según la Comisión, dos pactos fiscales concedidos por Irlanda a Apple- en 1991 y en 2007- habían "reducido de manera sustancial y artificialmente los impuestos pagados por Apple en el país desde 1991".

Renunciar a 13.000 millones

El papel del gobierno irlandés no es demasiado cómodo. Por un lado, miembros del Ejecutivo se ven forzados a defender un acuerdo que selló con Apple y que, por tanto, tiene todo el soporte legal; para mantener su fiabilidad  y reputación de cara a los inversores actuales y futuros. Y por el otro lado tiene que justificar de alguna manera ante el electorado  y los contribuyentes irlandeses que renuncia a recibir una cantidad que equivale a su presupuesto anual en sanidad.

Un portavoz del Ejecutivo irlandés ha informado de que los términos de la apelación serán redactados por el Procurador General y remitidos para su aprobación el próximo miércoles por el Parlamento (Dail). El Ejecutivo irlandés no se puso de acuerdo el miércoles sobre la postura a adoptar sobre el dictamen de Bruselas.

El ministro de Finanzas, Michael Noonan, ha destacado tras la reunión que la decisión de contestar el dictamen de la Comisión Europea "se ha decidido por unanimidad" de los miembros del Ejecutivo. Inicialmente, la Alianza Independiente, un grupo de diputados que forman parte de la coalición de gobierno, puso trabas a las decisión.

"Creo que hay algunos principios muy importantes en juego en este caso y que es esencial para defender los intereses de Irlanda presentar ante los tribunales una sólida demanda legal", ha afirmado Noonan tras la reunión del Gobierno.

AYUDAS DE ESTADO

El ministro irlandés reitera que en el caso de Apple se pagaron todos los impuestos y no hubo ayudas de Estado. "La cantidad completa de impuestos fue pagada en este caso y no se proporcionaron ayudas de Estado. Irlanda no dio un trato fiscal favorable a Apple", ha dicho.

Irlanda dispone de dos meses y 10 días para interponer su recurso. Hasta que se resuelva su apelación, tiene la obligación de recuperar hasta 13.000 millones de euros más intereses de Apple que podrá colocar en una cuenta de depósito en garantía hasta que los procedimientos judiciales hayan concluido.

Por otro lado, el Gobierno irlandés ha acordado también realizar una revisión del sistema fiscal corporativo de Irlanda para examinar qué impuestos pagan las multinacionales y cuáles deberían pagar.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.