Ir a contenido

REESTRUCTURACIÓN

Abengoa cierra el acuerdo de rescate con sus acreedores

El pacto supondrá una inyección de 1.476 millones de euros para reflotar el grupo

Los fondos de inversión y la banca tendrán el 90% del capital de la nueva compañía

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Ha costado casi más de un año, pero al final Abengoa ha cerrado su acuerdo de rescate con los bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, que supondrá una inyección de 1.476 millones de euros. En resumen, el resultado final de la operación es cambio radical del accionariado del grupo: los antiguos accionistas, de los que la familia Benjumea tenía el 51% del capital, pasarán a disponer de un 5% -con opción a ampliar otro 5% en el caso de que se pague la deuda en el tiempo establecido-; los bancos tienen derecho a hacerse con el 40% del capital, mientras que los fondos de inversión que han financiado la operación de rescate se harán con un 50% del capital, según queda reflejado en el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las acciones A de la compañía han cerrado este jueves con un descenso superior al 2%, mientras que las acciones B, has perdido el 8%, después de haber conseguido ambas importantes ascensos en los últimos días. 

El origen de la crisis

En noviembre del 2014 un informe de Fitch cuestionó el endeudamiento real de Abengoa por entender que no contabilizaba la emisión de un «bono verde» como deuda corporativa. La compañía se desplomó casi un 50% en dos días. Medio año después la compañía reconoció que el flujo de caja será menor que el previsto. Anunció una ampliación de capital de 650 millones pero volvió a caer con fuerza en Bolsa.

En noviembre del 2015, Gonvarri, que iba a convertirse en el principal accionista por medio de la ampliación de capital, desistió de entrar y Abengoa, que se vió abocada a solicitar el preconcurso de acreedores e inició la negociación para reflotar el grupo industrial. En diciembre de ese año, la Audiencia Nacional admitió a trámite la querella contra el expresidente y el exconsejero delegado, Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega, respectivamente, por administración desleal y uso de información privilegiada. 

El acuerdo ha sido firmado la madrugada del jueves con el grupo de inversores que se incorporan al capital que incluye los fondos Abrams Capital, The Baupost Group, Cayon Capital Advisor, Centerbrige Partners y otros fondos hasta un total de 10, que aportarán 1.169,6 millones de euros. Estos recursos deben ir a cubrir los importes de los préstamos de la banca recibidos por Abengoa en septiembre, diciembre y marzo de este año y que superan los 500 millones de euros. Esta financiación se dividirá en tres tramos que estarán garantizados con activos del grupo industrial. 

Por su parte, los bancos acreedores aportan una línea de avales por valor de 307 millones de euros a cambio de un 5% del nuevo capital de la compañía. Pero estos acreedores (Banco Popular, Santander, Bankia CaixaBank Crédit Agricole) podrán adherirse al convenio de acreedores, lo que les permitirá capitalizar el 70% del importe de sus créditos a cambio del 40% del capital. La deuda bancaria ascendía a 8.000 millones en el momento de presentarse en preconcurso, pero varias entidades financieras, entre ellas, el Banc Sabadell han vendido su deuda durante el proceso de negociación. 

Estos acreedores tienen la opción de no adherirse al convenio lo que implicaría una quita de la deuda del 97% de su valor nominal. El 3% restante se pagaría con un vencimiento de 10 años y sin intereses. Una opción que previsiblemente será desestimada por los bancos, que a partir de la semana próxima podrán tomar la decisión de adherirse al convenio de acreedores de Abengoa. 

GARANTÍAS PARA LOS FONDOS

Por lo que respecta a la financiación que aportan los fondos (1.169,6 millones), un primer tramo asciende a 945,1 millones de euros, con vencimiento máximo de 47 meses que contará con garantías reales sobre activos que incluyen el proyecto A3T en México y las acciones de Atlantica Yield propiedad del grupo de ingeniería y energías renovables.

El segundo tramo corresponde a 194,5 millones de euros, con vencimiento máximo de 48 meses garantizado con, entre otros, determinados activos del negocio de ingeniería.

Un tercer tramo, incluye una línea de crédito contingente que asciende a un importe máximo de 30 millones de euros, con vencimiento de 48 meses que contará con garantías reales sobre determinados activos incluyendo, entre otros, el proyecto A3T en México y las acciones de Atlantica Yield propiedad de la compañía y la finalidad exclusiva de asegurar financiación adicional para la finalización de la construcción del proyecto A3T. Las entidades financiadoras tendrán derecho a recibir un 5% del nuevo capital social de Abengoa.

0 Comentarios
cargando