Endesa toma el control de la filial de renovables de su propietaria, Enel

La eléctrica suma al 40% que ya tenía otro 60% por 1.207 millones de euros

Borja Prado, presidente de Endesa, en la junta de accionistas.

Borja Prado, presidente de Endesa, en la junta de accionistas. / REUTERS / ANDREA COMAS

Se lee en minutos

AGUSTÍ SALA / barcelona

Endesa gana fuerza en el mercado de las energías renovables. La compañía ha cerrado un acuerdo con su matriz, la italiana Enel para adquirir el 60% de Enel Green Power por 1.207 millones. De esta forma pasará a tener el 100% del capital, ya que ya poseía el 40%, en la cuarta firma de energías renovables de España.

Esta operación agrega musculatura a la compañía presidida por Borja Pradotras la cesión a Enel del negocio latinoamericano. Con esta adquisición, la eléctrica se convierte en propietaria directa de 1.706 MW en instalaciones renovables (95% de ellas eólicas) y de una cartera de proyectos que suma otros 700 MW, lo que permitirá darle una mayor perspectiva de crecimiento. De hecho, el 65% de la cartera está sujeta al régimen especial, por tanto regulado y, en consecuencia, más seguro.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha destacado que esta operación "no solo sienta las bases para un crecimiento más sólido", reforzando la presencia de la compañía en el mercado ibérico con una atractiva cartera de activos de origen renovable, sino que, además, consigue un balance más eficiente, "al pasar de una ratio de deuda sobre Ebitda (resultado de explotación) de 1,3 a 1,7". Con la compra, Endesa incrementa el peso de las energías renovables en el conjunto de su negocio de generación eléctrica.

EL 8,5% MENOS

Por otra parte, Endesa obtuvo un beneficio neto de 796 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 8,5% respecto al mismo periodo del año anterior. La compañía atribuye esta evolución a los bajos precios y a menores atípicos o resultados extraordinarios con respecto al periodo anterior.

Si se descuenta el efecto extraordinario de la operación de permuta de derechos de dióxido de carbono y certificados de reducción de emisiones realizada el año pasado, el beneficio neto de la eléctrica habría aumentado un 7,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Noticias relacionadas

Los ingresos de Endesa en el periodo de enero a junio alcanzaron los 9.203 millones de euros, un 10,8% menos. El descenso se debió, principalmente, a los bajos precios registrados como consecuencia de la elevada producción eólica e hidráulica, así como a que el año pasado se había registrado un importe positivo no recurrente de 184 millones de euros generado por la operación de canje de los derechos de dióxido de carbono.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó a cierre de junio en 1.866 millones de euros, un 3,5% menos, aunque aislando el efecto de la operación de permuta de derechos de CO2 habría aumentado un 6,6%.