Ir a contenido

Multa récord a cinco fabricantes de camiones

La Comisión Europea impone una sanción de casi 3.000 millones de euros, la más alta de la historia en la UE, por pactar precios

Silvia Martinez

La comisaria europea de Competencia Margrethe Vestager en una rueda de prensa en Bruselas, Bélgica.

La comisaria europea de Competencia Margrethe Vestager en una rueda de prensa en Bruselas, Bélgica. / EFE / OLIVIER HOSLET

Los fabricantes de camiones MANVolvo/RenaultDaimlerIveco y DAF formaron durante catorce años un cartel que fijó precios y cerró acuerdos secretos para repercutir en los compradores los costes de la introducción de reglas más estrictas contra las emisiones. Unas prácticas que la Comisión Europea ha decidido castigar, por vulnerar las normas de la competencia de la UE, con una sanción sin precedentes: una multa récord de 2.926 millones de euros que las compañías deberán hacer efectiva en un plazo máximo de tres meses.

Se trata de la cifra más elevada impuesta jamás por los servicios de la competencia del Ejecutivo comunitario por la creación de un cartel. Hasta ahora, la más elevada ascendía a 1.400 millones de euros y correspondía a un cartel de fabricantes de tubos de televisión en el año 2012. “No es aceptable que MAN, Volvo/Renault, Daimler, Iveco y DAF, que producen entre ellos 9 de cada 10 camiones medios y pesados en Europa cerraran un cartel para librarse de la competencia”, ha denunciado la comisaria de competencia Margrethe Vestager que ha recordado también que en el continente europeo circulan 30 millones de camiones y que suponen un sector vital para la economía.

La investigación de Bruselas ha revelado que estos cinco fabricantes de camiones pactaron durante catorce años, entre 1997 y 2011, tanto los precios de los camiones, como los plazos para la introducción de nuevas tecnologías sobre emisiones y la repercusión sobre sus clientes de los costes de las normas medioambientales para los camiones de peso medio (de entre 6 y 16 toneladas) y pesados (de más de 16 toneladas). La investigación, subraya Bruselas, no ha revelado sin embargo ningún vínculo con las prácticas de Volkswagen denunciadas el año pasado.

La alianza nació de la mano de altos cargos de las citadas compañías en una reunión celebrada en un “acogedor hotel” de Bruselas en enero de 1997, aunque los encuentros siguieron produciéndose aprovechando ferias y otros eventos, a los que sucedieron llamadas telefónicas e intercambio de información vía electrónica.

MAN, PERDONADA POR CHIVARSE

De los cinco fabricantes denunciados, la única que finalmente se librará de tener que abonar un euro será la alemana MAN, a quien se le ha perdonado el 100% de la sanción –entorno a 1.200 millones de euros- por denunciar y ser la primera en chivarse de la existencia de este cartel. El resto tendrán que abonar diferentes cantidades en función de si han cooperado en la investigción de Bruselas, el tiempo que participaron en el cartel, los efectos sobre el mercado o sus beneficios. El grueso le corresponde a la alemana Daimler que tendrá que abonar 1.008 millones. La segunda multa es para DAF con 752.679 euros, la tercera para Volvo/Renault con 670.488 euros y la cuarta para la italiana Iveco con 494.606 euros. Todos ellos, según la Comisión Europea, han reconocido su participación en el cartel y han llegado a un acuerdo con Bruselas.

A partir de ahora tienen tres meses para pagar la multa que se sumará al presupuesto europeo. “Este es un mensaje claro para las empresas de que los cárteles no son aceptables”, ha avisado la danesa que hace apenas una semana habría un tercer frente en la batalla que mantiene abierta el Ejecutivo comunitario contra el gigante estadounidense Google. La decisión de hoy nace de un pliego de cargos enviado en noviembre de 2014

Hasta ahora el honor de ser la empresa con la multa más elevada le correspondía a la compañía francesa Saint Gobain, que en 2008 tuvo que abonar 715.000 euros por otro cartel de fabricación de cristales, ligeramente por encima de los 705.296 que impuso Bruselas cuatro años después a la holandesa Philips por el cartel de tubos. Ahora, y aunque Bruselas ha decidido rebajar algo la sanción por cooperación, Daimler y DAF pasarán a ser las dos compañías más castigadas por vulnerar las reglas de la competencia.

La Comisión Europea, según ha explicado Vestager, también envió en su día un pliego de cargos a un sexto fabricante, Scania. Esta compañía, sin embargo, no se ha sumado al acuerdo y a la admisión de culpas del resto de empresas por lo que la investigación de Bruselas en este caso continúa bajo el procedimiento estándar. 

0 Comentarios
cargando