29 nov 2020

Ir a contenido

LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Macrooperación de Hacienda en discotecas

Más de 500 funcionarios hallan más de 5 millones en efectivo en 87 discotecas de 110 sociedades de 11 autonomías

Agustí Sala

Dinero negro incautado por la Agencia Tributaria en una discoteca de Barcelona.

Dinero negro incautado por la Agencia Tributaria en una discoteca de Barcelona. / ARCHIVO

Nuevo golpe contra el fraude. Más de 500 funcionarios de Hacienda han protagonizado una macrooperación que afecta a 110 sociedades dedicadas al ocio nocturno en 11 autonomías. Los registros en 87 discotecas, pubs y oficinas, cuentan en el caso de Catalunya, donde ha habido 16 registros, con el apoyo de los Mossos d'Esquadra. En conjunto, las sociedades inspeccionadas representan más del 20% de la facturación del sector del ocio nocturno en España. los funcionarios han encontrado más de cinco millones de euros en efectivo en el conjunto de los registros.

"Mensaje disuasorio" para  provocar las declaraciones voluntarias 

Junto a la detección y consiguiente regularización del fraude fiscal que finalmente se aflore, tanto en esta operación en discotecas como anteriores actuaciones sectoriales de la Agencia Tributaria pretenden transmitir a los sectores involucrados en estas prácticas un mensaje disuasorio, para que, en su caso, "las reconduzcan hacia el correcto pago de sus obligaciones tributarias", explican fuentes del fisco.

Hacienda ha llevado a cabo actuaciones presenciales de este tipo en todas aquellas actividades susceptibles de operaciones en negro y de economía sumergida. Uno de los sectores es el de los pisos turísticos. Hace meses, se lanzó una potente ofensiva con la que cazó a unos 20.000 particulares y sociedades en Catalunya que alquilan viviendas turísticas y no tributan por esos ingresos, en su mayoría en Barcelona. Otro ramo de actividad es el de las discotecas o las chatarrerías, así como la inspección masiva que se llevó a cabo en el mercado central del pescado en Mercabarna o en el sector cárnico. El plan de control de Hacienda contempla también el rastreo de más de 200.000 dominios de internet para incorporar información tributaria "relevante" a las bases de datos de Hacienda.

La iniciativa, que es por la vía administrativa y por tanto no se ha saldado con detenciones, ha servido para destapar ventas en negro con, por ejemplo, operativas de 'software' de doble uso para ocultar ingresos.Por su dimensión, se trata de la mayor operación contra la economía sumergida llevada a cabo hasta la fecha.

Los funcionarios de la Agencia Tributaria han encontrado también terminales punto de venta (TPV) que operaban contra cuentas de otras sociedades en situación de pérdidas y con capacidad de absorber ingresos sin dejar rastro para el fisco. 

No es la primera actuación de este tipo en discotecas dentro del plan de personación de la Agencia Tributaria en negocios proclives al fraude o la evasión tributaria.

Bautizada como 'operación Chopin', en evocación a los nocturnos del compositor romántico, ha supuesto también la apertura de inspecciones a 14 personas físicas. En Barcelona, una de las discotecas afectadas es Opium; en Madrid, Joy Eslava, según El Confidencial; y en Ibiza Space y Privilege, según el Diario de Ibiza

A PRIMERA HORA

La iniciativa comenzó a primera hora de la mañana del jueves y duró hasta el viernes. La mayoría de personaciones en locales nocturnos fueron a primera hora de la mañana, cuando iban a cerrar. En la operación han intervenido además de inspectores y personal de las unidades de auditoría informática y vigilancia aduanera, efectivos policiales de apoyo. 

CIRCUITO PARALELO

Las primeras investigaciones que han desembocado en esta macrooperación comenzaron a principios de este año con la detección de un volumen de cobros con tarjeta declarados a Hacienda por parte de las sociedades ahora inspeccionadas que resultaba anormalmente alto –de hasta más del 76% en alguno de los casos–.. Y eso resultó chocante para un sector en el que, por sus características, prima claramente el pago en efectivo, según la Agencia Tributaria.

Esta situación alertó sobre la posible existencia de un gran circuito paralelo de efectivo que no se declaraba a Hacienda. Los investigadores también observaron diferencias sustanciales entre la actividad declarada y la que se podía deducir a partir de un análisis pormenorizado del aforo habitual de los locales, el precio de las entradas y las consumiciones.

Además, la previa observación de los locales permitió en diversos casos detectar una irregularidad formal muy extendida, que pasaba por la venta previa de tiques para consumiciones que luego se eliminaban en barra. El tique se vendía al cliente por diversos medios no susceptibles de control y posteriormente se dejaba sin documentar la consumición, aprovechando que en el sector del ocio los destinatarios del servicio son siempre consumidores finales.

Tras este análisis, y coincidiendo con el inicio de la temporada alta de las discotecas en las principales zonas costeras, se puso en marcha el dispositivo de entrada y registro, que ha afectado a 87 discotecas, pubs y oficinas de las sociedades inspeccionadas en 11 comunidades autónomas: Andalucía (10), Aragón (4), Asturias (1), Baleares (4), Canarias (4), Castilla y León (3), Catalunya (16), Extremadura (2), Galicia (16), Madrid (7) y Comunidad Valenciana (20).

Este tipo de actuaciones se han repetido en varios sectores en los últimos meses. Una de las principales, en el mercado de pescado en Mercabarna, ha logrado posteriormente que las empresas y profesionales del negocio aumenten los ingresos que declaran a Hacienda.