PRESTACIONES PÚBLICAS

El Gobierno apunta que volverá a tirar de la 'hucha de las pensiones' en Navidad

El Ejecutivo, que ya ha sacado 8.700 millones del fondo en julio, atribuye el desequilibrio en la Seguridad Social a un "déficit transitorio"

Dos pensionistas, en un bar de Barcelona.

Dos pensionistas, en un bar de Barcelona. / SERGIO LAINZ

3
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

El Gobierno en funciones considera que será necesario recurrir de nuevo a la 'hucha de las pensiones' en las próximas navidades para pagar la pagar extra a los jubilados. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha señalado que el Ejecutivo recurrirá al Fondo de Reserva mientras persista la situación de "déficit transitorio" de la Seguridad Social o persista y se repetirá en Navidad.

Burgos ha explicado que el Gobierno sacó, la pasada semana, 8.700 millones de euros del Fondo de Reserva para pagar la extra de julio en cumplimiento estricto del Pacto de Toledo según el cuál, ante situaciones de déficit transitorio no se debe recurrir ni a la subida de cotizaciones ni a la disminución o congelación de pensiones. Burgos lo ha justificado porque la Seguridad Social tiene 150 años de historia y si hay cuatro años en negativo "no suponen déficit estructural". "Estamos en una situación coyuntural perfectamente conocida" ha dicho, y ha culpado de la situación actual a una pérdida masiva de afiliados al sistema. Burgos no ha querido explicar cuánto durará el Fondo de Reserva (quedan 25.176 millones de los 67.000 que había en 2011), porque estamos ante un ciclo económico que nadie podía prever que fuera "tan bajo, profundo e intenso". Según el secretario de Estado la prioridad del nuevo Gobierno será diseñar nuevos escenarios de financiación en el marco del Pacto de Toledo. 

INSUFICIENCIA

Noticias relacionadas

Por otro lado, de las estadísticas de la Seguridad Social hasta junio destaca también la evolución de las cantidades destinadas a pagar pensiones. En el 2012 eran 7.540 millones mensuales. En junio pasado, 8.491 millones (la media anual, con las extras, es de 10.000 al mes). Esta progresión parece superior a la de los pensionistas, pero hay que contemplarla con otro fenómeno previsto: los nuevos pensionistashan cotizado sobre sueldos superiores a la media de décadas anteriores, y por lo tanto, han de percibir más. Si se mira el promedio total de cuánto suben las pensiones, todas, se nota la disolución: en el 2012, la pensión media alcanzaba los 837 euros. Cuatro años después, ha subido a 903 euros. Aquí también incide la baja inflación de los últimos años, la referencia de la revisión de las pagas hasta el nuevo modelo del PP del 2013, que abandona la revisión según el IPC y lasustituye por una fórmula que tiende a la reducción progresiva a largo plazo de las nuevas pensiones.

No obstante, otras fuentes apuntan a que el problema podría ser algo más que coyuntural. En un artículo publicado en Economistas frente a la crisis, los economistas Borja Suárez y Antonio González recogen las advertencias de la AIREF (autoridad independiente de responsabilidad fiscal) sobre las diferencias entre el incremento de la afiliación a la Seguridad Social, el de los pensionistas y las aportaciones de los nuevos contribuyentes. "Mientras la afiliación a la Seguridad Social aumenta a un buen ritmo (2,8% anual) las cotizaciones lo hacen de forma mucho más modesta (1,9%), manifiestamente insuficiente para compensar el crecimiento natural del gasto en pensiones (hoy 2,9%) que deriva del incremento del número de pensionistas, del efecto sustitución (las nuevas pensiones son más altas que las de los pensionistas que fallecen) y de la pírrica revalorización. No debe sorprender, pues, que la misma AIREF pronostique que el déficit del 1,1% previsto para este año resulta inalcanzable", explican estos analistas.

La paga de la reflexión

Los jubilados cobran su paga el día 25 de cada mes. La llamada extra del verano, que en algunos diarios aún se llama la paga de julio con reminiscencias del levantamiento franquista del 18 de julio del 36, va sumada habitualmente a la nómina de junio de los jubilados. Aunque este año se ha hecho dudar de su devengo en algunos ámbitos partidistas, por razones electorales. Fue lo contrario, según programó el Gobierno: el día 25, sábado y jornada de reflexión, los pensionistas recibían la paga, como sucede cada mes. ¿A cargo de qué cuenta? Se ha sabido ahora, porque lo que debió aprobar el Consejo de Ministros, por ley, antes del 25 de junio, lo hizo el pasado 1 de julio, acudir a la hucha de las pensiones, ocultando la información y su referencia de los acuerdos de la reunión hasta la noche del viernes del dia 24, calculando que los medios informativos reaccionaría tarde.