SEGURIDAD SOCIAL

Cada día hay 330 jubilados más

La paga de junio a los pensionistas reactiva el debate sobre el futuro de las prestaciones

Se lee en minutos

El número de pensionistas españoles hasta junio ha ascendido a 9.402.148. En diciembre del 2015 la cifra de perceptores ascendía a 9.353.988 españoles. La progresión de quienes acceden al derecho de cobrar una pensión pública, con independencia de si ha cotizado o no, ha sido progresiva los últimos cuatro años. Hoy equivale a una media de 330 pensionistas más al día. En diciembre del 2012 ese registro era de nueve millones de ciudadanos. Esta constante, detectada y advertida por demógrafos y actuarios de seguros desde hace años, tiene su complemento en el irregular capítulo de ingresos de la Seguridad Social, debida a la crisis económica, que ha variado el número de cotizantes tanto por el aumento de parados, como por la reducción de los ingresos de los trabajadores.

Las cifras de junio coinciden con el nuevo anuncio del Gobierno del PP de que ha tenido que recurrir de nuevo a la caja de reserva de la Seguridad Social para hacer frente a la paga extra de este mes, de la que ha retirado 8.700 millones más. La mengua de esta hucha ha sido constante desde el 2012, aunque la causa principal no ha sido solo el aumento de la cifra de pensiones sino también el impacto del desempleo en la pérdida de cotizaciones.

De las estadísticas de la Seguridad Social hasta junio destaca también la evolución de las cantidades destinadas a pagar pensiones. En el 2012 eran 7.540 millones mensuales. En junio pasado, 8.491 millones (la media anual, con las extras, es de 10.000 al mes). Esta progresión parece superior a la de los pensionistas, pero hay que contemplarla con otro fenómeno previsto: los nuevos pensionistas han cotizado sobre sueldos superiores a la media de décadas anteriores, y por lo tanto, han de percibir más. Si se mira el promedio total de cuánto suben las pensiones, todas, se nota la disolución: en el 2012, la pensión media alcanzaba los 837 euros. Cuatro años después, ha subido a 903 euros. Aquí también incide la baja inflación de los últimos años, la referencia de la revisión de las pagas hasta el nuevo modelo del PP del 2013, que abandona la revisión según el IPC y la sustituye por una fórmula que tiende a la reducción progresiva a largo plazo de las nuevas pensiones.

Te puede interesar

Está en riesgo el modelo de pensiones? Según algunas encuestas difundidas el viernes, justo tras las elecciones, son mayoría los votantes del PP los que temen que sea cierto. Y también lo hacen los votantes de Podemos y sus confluencias. Un reflejo de  la desconfianza del futuro entre la gente mayor y los más jóvenes.

Tampoco es desacertado, según las aportaciones que el profesor Borja Suárez (Universidad Autónoma de Madrid) y el exdirector general de Empleo (2208-2010) Antonio González han vertido en el portal de internet Economistas frente a crisis.Economistas frente a crisis Su tesis es que para hacer viable el modelo actual obsoleto se requiere actuar en las políticas de empleo y salariales, resumidas en que los jóvenes ganen más; y también que se revise toda la política fiscal española, tanto de impuestos como de cotizaciones. La tarifa plana a la SS, el contrato precario y las triquiñuelas para cobrar pensión sin tener derecho son, para ambos economistas, tan determinantes como el envejecimiento natural de los españoles.  

Temas

Pensiones