La banca encabeza la debacle con caídas de más del 20%

Santander y Sabadell, entre los más perjudicados por su fuerte presencia en el mercado británico

Oficina del Banco Santander en una localidad andaluza.

Oficina del Banco Santander en una localidad andaluza. / REUTERS / JON NAZCA

4
Se lee en minutos
P. ALLENDESALAZAR / MADRID

Los bancos han iniciado la sesión marcada por el inesperado 'Brexit' con caídas históricas que rondan el 20%. Los valores financieros son los que más bajan en bolsa por un doble motivo. Por una parte, algunas entidades tienen una presencia notable en el Reino Unido y el conjunto del sector tiene una exposición relevante al país. Pero también por el fuerte vínculo entre la banca y las finanzas públicas de los países: los balances de las entidades están llenos de deuda estatal, lo que les hace particularmente vulnerables a los problemas económicos que va a generar la salida del país de la Unión Europea. 

El Santander es el que ha resultando peor parado en un primer momento con caídas cercanas al 25% debido a su fuerte exposición al mercado británico: es dueño del tercer banco del país por depósitos, que le aporta el 29% de los activos del grupo, el 12,8% de los ingresos y el 23% del beneficio (es la geografía que más ganancias le supone). Sin embargo, pronto ha sido superado por el Sabadell, que compró en marzo del año pasado el TSB por más de 2.300 millones de euros. La filial británica supone el 21% de sus activos y le aporta el 17% del beneficio y el 19,1% de los ingresos. La cotización de la entidad catalana ha retrocedido más del 20%.

En cuanto al conjunto del sector español, el 31,7% de los préstamos de las entidades en el exterior, según el Banco de España, se concentran en el Reino Unido, el país que más financiación recibe. El grupo estadounidense Wells Fargo estima que los bancos españoles tienen el 16% de sus activos (deuda pública, empresarial y familiar) en la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, un porcentaje superior al 8% de Irlanda y que triplica la media europea (5%). Y el Banco Internacional de Pagos (BIS) calcula que la exposición total del sistema financiero español al país en 478.000 millones de euros (incluyendo deuda, derivados y garantías), solo superada por la de Estados Unidos y Alemania. 

ACCIONES BLOQUEADAS

Durante los primeros compases de la sesión las ordenes de venta de acciones de los bancos han superado tanto a las de compras que no se han podido casar y los valores han estado bloqueados durante unos minutos. El último en desbloquearse ha sido el Popular, que ha llegado a superar los retrocesos del Sabadell. La entidad no tiene presencia en el Reino Unido, pero es percibido por el mercado como el más frágil de los bancos cotizados españoles.

También están sufriendo fuertes descensos CaixaBank (en torno al 15%), BBVA (al rededor del 14%) y Bankia (13%). Bankinter es el único banco que cede menos de un 10% y se desmarca como la entidad menos castigada de la zona euro. Las cotizaciones, en cualquier caso, están siendo muy volátiles como es habitual en jornadas de mucha  incertidumbre, ya que los especuladores compran y venden rápido los valores para beneficiarse del nerviosismo del mercado.

La caída de los bancos es general en toda Europa. El índice Eurostoxx bancario se desploma más de un 15%. Hay entidades que caen más que las españolas como el National Bank of Greece (28%), Alpha Bank (26%), Bank of Ireland (22%) o Intesa San Paolo (20%). Los bancos británicos también están sufriendo un castigo severo. Por momentos ha superado el 30%, si bien posteriormente se ha moderado: Royal Bank of Scotland (16%), Lloyds (16%), Barclays (12%) y HSBC (3%).

MENSAJES DE TRANQUILIDAD

Los banqueros españoles han tratado de lanzar un mensaje de serenidad. La patronal de los bancos AEB ha asegurado que sus asociados "están bien preparados para afrontar cualquier situación de mercado que pueda derivarse" del 'Brexit'. Y la asociación de las antiguas cajas, la CECA, ha defendido que el "sistema financiero español presenta una sólida posición en términos de solvencia y liquidez, fruto del esfuerzo de saneamiento y consolidación llevado a cabo en los últimos años. Sobre la base de estas fortalezas, las entidades de crédito españolas están preparadas para afrontar las posibles incertidumbres que se deriven del proceso de negociación que se abre ahora entre las autoridades europeas y británicas".

Noticias relacionadas

También se ha pronunciado a través de una nota la presidenta del Santander, Ana Botín: "Seguimos tan comprometidos como siempre con nuestros equipos y clientes en Reino Unido. Nuestro modelo de negocio diversificado y centrado en banca comercial nos aporta estabilidad y fortaleza". La ejecutiva se ha venido mostrando contraria a que el país abandonase la UE, pero había dejado claro que el banco seguirá en el Reino Unido en cualquier caso.

Por su parte, su homólogo del Sabadell, Josep Oliu, se ha mostrado confiado en otra nota en que el nuevo marco de relación entre los dos países "nuevo marco de relaciones entre la UE y el Reino Unido sea adecuado, salvaguarde el libre comercio y la libertad de movimiento de capitales entre ambas partes y permita una positiva evolución económica a medio y largo plazo". Y ha añadido que "l resultado de la consulta no cambia la estrategia de Banco Sabadell en el Reino Unido. El despliegue de la potencia comercial de TSB, el enfoque retail de esta filial y la exitosa ejecución de la migración tecnológica, son las bases de la creación de valor y son independientes del estatus del Reino Unido frente a la Unión".