Ir a contenido

CORNELLÀ CREACIÓ

Un seguro para el textil

Un exdirectivo de Inditex y profesor universitario en Bangladesh promueve un sistema de protección social para empleados de países en desarollo

Javier Chércoles intenta convencer a los fabricantes para pagar unos 8 euros por empleado al año

Antoni Fuentes

Javier Chércoles dissertará en Cornellà Creació.

Javier Chércoles dissertará en Cornellà Creació. / JOSEP GARCIA

"Todavía tengo pesadillas con las imágenes que vi en Dacca unos días después del derrumbe del edificio de Rana Plaza. Estaba lleno de cadáveres por rescatar". El testimonio sobre el siniestro en el que murieron casi 1.200 trabajadores que cosían prendas de marcas occidentales en el 2013 en la capital de Bangladesh es de Javier Chércoles, un exdirectivo de Inditex que actualmente da clases en la universidad de la ciudad y trabaja para el grupo Associated British Foods, del que forma parte la marca de ropa 'low cost' Primark

Chércoles, que este viernes interviene en el foro Cornellà Creació, fue reclutado por el grupo propietario de Primark para estudiar la forma de compensar a las víctimas que trabajaban para la marca. No fue tarea sencilla ya que tuvo que crear un nuevo sistema de valoración de daños y de evaluación de vulnerabilidad de los beneficiarios de las compensaciones basado en el baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico de España pero adaptado a una sociedad muy diferente en la que, a menudo, las viudas quedaban desprotegidas. El germen de todo fue su preocupación por las víctimas de accidentes laborales del textil en países en vías de desarrollo, que le dio pie para una tesis doctoral.

"A veces me siento como un Robin Hood", dice el profesor de gestión de crisis

Chércoles viaja con innumerables volúmenes con el sistema patentado y los listados de las víctimas, sus valoraciones y la cuantía correspondiente. Además, creó un sistema para proteger a los beneficiarios de unas indemnizaciones que sumaron 14 millones de euros para los afectados de la marca 'low cost' y que incluye, por ejemplo, un centro de atención telefónica y la creación de un paquete de deuda pública para invertir el dinero recibido. 

APLICACIÓN DEL SISTEMA

"A veces me siento como un Robin Hood", explica este profesor de gestión de crisis en la Universidad de Dacca. Con la experiencia acumulada durante varios años en la gestión de las consecuencias del accidente de Rana Plaza, Chércoles ha sistematizado un sistema de valoración de daños y de vulnerabilidad que quiere aplicar a los 20 millones de trabajadores del sector textil de Bangladesh como primer paso para extenderlo a otros países asiáticos en los que las multinacionales occidentales producen sus prendas u otro tipo de artículos como la electrónica. 

"Estamos negociando con aseguradoras locales para comenzar a aplicar el sistema privado de protección. Económicamente es viable porque el coste por trabajador puede ir de cuatro euros a ocho al año", explica. Probablemente, la primera empresa que dé el paso para implantarlo en sus proveedores sea Primark y espera convencer al resto "porque es algo justo y permite estar preparados para una bomba de relojería".   

Temas: Empresas