Ir a contenido

INDUSTRIA

Alstom amplía la plantilla después de siete años de ajustes

La fábrica de Santa Perpètua contratará a 100 empleados gracias a los contratos en el extranjero

La transformación de la planta en una industria 4.0 permite una mejora inicial de productividad del 5%

Antoni Fuentes

Vagón en construcción en la fábrica de Alstom en Santa Perpètua de Mogoda.

Vagón en construcción en la fábrica de Alstom en Santa Perpètua de Mogoda. / ARCHIVO / JOAN CORTADELLAS

La fábrica de trenes de Alstom de Santa Perpètua de Mogoda vuelve a crecer. Por primera vez desde que se inició una profunda crisis por el desplome de los pedidos de las administraciones públicas, la filial de la multinacional francesa ampliará la plantilla.

La compañía ha empezado a reclutar a 100 empleados, que incluyen perfiles de operarios y técnicos como soldadores, que se sumarán a la plantilla de 750 empleados, de los cuales unos 550 trabajan directamente en la factoría catalana. Serán los primeros trabajadores que entrarán en la planta desde la aprobación en agosto del 2010 de un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afectó a los 1.000 trabajadores que había en aquel momento en la fábrica.

"Es la primera vez que contratamos nuevos trabajadores después de unos años difíciles", ha explicado el presidente de Alstom España, Antonio Moreno, que desde que asumió el cargo en el 2012 ha tenido que afrontar varios recortes a través de ERE y prejubilaciones así como una negociación de un convenio colectivo con una elevada conflictividad laboral. La carga de trabajo se acercará al 100% de la capacidad instalada a final de este ejercicio y garantiza una elevada actividad durante dos años. 

PENDIENTES DEL AVE

Los contratos con países extranjeros han permitido a la planta del Vallès subsistir sin pedidos de trenes, metros o tranvías en España, hasta el punto de que el 95% de la actividad de la planta depende actualmente de la exportación. Para Antonio Moreno, la situación "óptima" para la planta sería disponer de más carga de trabajo local, hasta un 40%.

Para conseguirlo, Alstom confía en ganar el concurso para la fabricación de nuevos trenes para el AVE de Renfe, lo que elevaría la actividad para España en un 25%. El replanteamiento del concurso y la pérdida de puntuación extra por tener fábrica en España reduce las posibilidades de Alstom, según admite el directivo.  

Al margen del concurso del AVE, la fábrica de Santa Perpètua se halla inmersa en un proyecto de transformación para alojar un parque de proveedores, con un potencial de 200 empleados, e implantar avances tecnológicos en línea con la nueva industria 4.0. Los primeros resultados con el cambio en la forma de trabajar en el taller de mantenimiento, con comunicaciones a través de tabletas con los operarios, ha mejorado un 5% la productividad, por lo que el potencial del plan en su conjunto se espera que sea bastante más elevado. Las mejoras incluyen la impresión en 3D de piezas, el uso de la realidad virtual para inspeccionar vagones antes de fabricación.

0 Comentarios
cargando