REUNIÓN DE POLÍTICA MONETARIA

El BCE decide si vuelve a dar apoyo a Grecia

Draghi lanzará este jueves el nuevo programa de compra de bonos de empresas

El Banco Central Europeo actualiza sus previsones de inflación y crecimiento

Mario Draghi, durante una conferencia de prensa en la sede del BCE en Fráncfort.

Mario Draghi, durante una conferencia de prensa en la sede del BCE en Fráncfort. / REUTERS / RALPH ORLOWSKI

Se lee en minutos

ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

El Banco Central Europeo (BCE) celebra este jueves su reunión periódica de política monetaria. En esta ocasión la reunión se celebra en Viena (y no en su sede, en Fráncfort) y la mayoría de los analistas esperan un encuentro de trámite, en el que no se adoptarán nuevas medidas de estímulo monetario, pero en el que BCE podría decidir volver a financiar a la banca griega mediante la aceptación de sus títulos de deuda pública como colateral.

“No esperamos nuevas medidas de política monetaria en la reunión del BCE”, resume Rose Marie Boudeguer, directora del Servicio de Estudios de Banca March.

Sí se espera que el presidente del BCE, Mario Draghi, dé a conocer detalles sobre la puesta en marcha de algunas medidas anunciadas en marzo y que deben estrenarse en junio, como las compras de bonos corporativos, emitidos por las empresas, y las nueva subastas de liquidez (conocidas como ‘barra libre’) para los bancos. Además, el BCE prevé actualizar sus proyecciones de crecimiento y de inflación para la zona euro.

APOYO A GRECIA

El acuerdo alcanzado en mayo por los ministros europeos del  Eurogrupo para desbloquear el tercer rescate de Grecia, con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, ha alimentado las especulaciones de que el BCE vuelva a aceptar la deuda griega como colateral, lo que reduciría los costes de financiación de la banca helena.

En febrero del 2015 la institución presidida por Mario Draghi anunció que dejaba de admitir la deuda griega como colateral tras la llegada de Syriza al Gobierno. Desde entonces, la banca griega solo ha recibido fondos de las líneas de liquidez de emergencia del BCE (ELA, por su sigla en inglés) que es más cara.

BONOS CORPORATIVOS

Respecto a las medidas de estímulo monetario, los mercados solo esperan anuncios de Mario Draghi sobre la implementación de algunas ya anunciadas en marzo.

En marzo, el precio oficial del dinero se bajó al 0%. El tipo de interés con que se penaliza a las entidades por no dar préstamos y aparcar su dinero en los depósitos del BCE se recortó desde el -0,30% al -0,40%; se elevó de 60.000 a 80.000 millones mensuales el programa de compra masiva de deuda pública y privada y se amplíó a bonos emitidos por las empresas. Además se anunció un nuevo programa de refinanciación ilimitada a las entidades financieras, a tipo cero, condicionada a que estas concedan más créditos a familias y empresas (TLTRO, por su sigla en inglés).

En cuanto al programa de bonos corporativos,  los analistas citados por el Servicio de Estudios de Banca Marcha anticipan unas compras de entre 5.000 y 10.000 mil millones de euros al mes. La expectativa de estas compras ha sido bien recibida por los inversores y ha estimulado la emisión de bonos por las empresas en las últimas semanas (el 50% más). “Por ahora no se ha generado una burbuja, esperemos que esta tendencia se mantenga”,  afirma Boudeguer.

Un informe de Merril Lynch, más optimista, cifra en unos 361.000 millones el importe total de la compra de bonos a lo largo del programa, de los que 57.000 corresponderían a empresas españolas. Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Repsol  se perfilan como las tres empresas españolas mejor situadas para beneficiarse del programa; en Europa se cita a EDF, Total, BMW, Engie, Enel, ENI, Shell, Daimler y Orange.

PREVISIONES

Te puede interesar

Algunos analistas adelantan que en la actualización de sus previsiones macroeconómicas, el BCE podría optar por revisar ligeramente al alza su estimación de crecimiento de la zona euro y a la baja, la de inflación.

En marzo, el BCE estimó un crecimiento del PIB de la zona euro del 1,4% para el 2016, el 1,7% para el 2017 y el 1,8% para el 2018. Respecto a las tasas de inflación, pronosticó el 0,1% para este año y el 1,3% y el 1,6% para los dos años siguientes, aún por debajo del objetivo oficial del 2%.