INDUSTRIA

Huelga en Seat

El comité de empresa convoca 12 días de paros en la fábrica de Martorell los fines de semana hasta julio por el bloqueo del convenio colectivo

La marca española de Volkswagen tuvo un beneficio operativo de 54 millones en el primer trimestre

Cadena de montaje de Seat.

Cadena de montaje de Seat. / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos

La negociación del convenio colectivo de Seat se va calentando. El bloqueo que sufren algunos temas sensibles que están sobre la mesa ha llevado al comité de empresa a anunciar la convocatoria de huelgas en la fábrica de Martorell por primera vez desde un conflicto del 2010. Los paros afectarán de momento las jornadas de trabajo adicionales convocadas por la dirección de Seat durante casi todos los fines de semana de junio julio. El anuncio coincide con la publicación del resultado de Seat en el primer trimestre, en el que logró un beneficio operativo de 54 millones, lo que mejora el margen hasta el 2,6%.

La convocatoria de huelga registrada en el departamento de Treball incluye paros de 24 horas durante 12 días, correspondientes a dos fines de semana de junio (11, 12, 18 y 19) y ocho jornadas en cuatro fines de semana de julio (2, 3, 9, 10, 16, 17, 23 y 24). Los sindicatos piden, en el escrito de convocatoria, la mediación de la Generalitat en el conflicto. 

SIN EFECTO EN EL SUELDO ORDINARIO

Los sindicatos UGT CCOO, que tienen la mayoría del comité de empresa, consideran que los avances que se han producido durante los cinco meses de negociación del convenio colectivo son del todo "insuficientes", por lo que habían comunicado a la dirección y a la plantilla la decisión de convocar huelga para paralizar la factoría en los turnos extraordinarios de los sábados y los domingos por la noche de junio y julio "como primera medida de presión". Uno de los argumentos de los convocantes para que los trabajadores secunden los paros es que esta medida "no repercute en el salario ordinario de los trabajadores" ya que al ser jornadas extraordinarias se cobran a parte.

Los sindicatos  exigen mejoras con un coste de 21 millones de euros

Los puntos más conflictivos de la negociación se centran en lo que los sindicatos califican del reconocimiento y el compromiso de la plantilla. Se trata de algunos ascensos automáticos previstos en el convenio que la dirección de Seat quiere retrasar exigiendo más años de antigüedad para reducir costes laborales. Los saltos de categoría más sensibles son los que afectan a los que lleven 25 años trabajando, y a los más veteranos, para los que la dirección plantea una dedicación de 35 años a la compañía. Los sindicatos exigen que el salto de categoría, que puede costar unos 11 millones de euros a la firma, se dé con menos antigüedad. Además, reclaman una prima de producción que puede suponer un coste de cinco millones.

Los sindicatos y la dirección de Seat intentarán aproximar sus posiciones en nuevas reuniones previstas y, especialmente, en un encuentro con el presidente de la marca, Luca de Meo, que se llevará a cabo en los próximos días como último cartucho para evitar unos paros que provocarán demoras en la entrega de miles de coches a los concesionarios. 

CUATRO SÁBADOS EN JULIO

El comité considera que "el contexto de mejora de producciones, ventas y cuenta de resultados, justifica sobradamente" que la empresa sea más generosa en la oferta a la plantilla para recuperar poder adquisitivo cedido durante los años previos para conseguir la asignación de nuevos modelos, entre los que destaca el Audi Q3. 

Las claves de la noticia

  • 12.753  trabajadores era la plantilla de la matriz de Seat a final del 2015
  • 718,7  millones de euros fueron los costes laborales totales el año pasado
  • 6  millones de euros ganó Seat en el 2015 después de años de pérdidas
Te puede interesar

El presidente del comité de empresa y dirigente de UGT, Matías Carnero, ha destacado que "la única posibilidad para desconvocar las huelgas es un gesto del presidente para tener un convenio que sea realmente de recuperación y de reparto de los beneficios". CCOO ha subrayado también la necesidad de que el convenio se vincule a "un plan industrial que garantice la estabilidad en el empleo", en referencia a la necesidad de adjudicar un modelo adicional para evitar un excedente de plantilla

Paralelamente a la negociación bloqueada del convenio colectivo, el comité y la dirección han acordado la convocatoria de turnos adicionales de trabajo durante cuatro fines de semana de julio. La medida afecta las líneas de montaje del Audi Q3 y del Ibiza, en los que la producción a final de año superará en 11.600 y 12.949 unidades las previsiones que se hicieron al inicio del ejercicio. En cambio, la del León no tendrá días extras de producción.