07 ago 2020

Ir a contenido

SENTENCIA DE UN JUZGADO DE LO SOCIAL

Un juez da la incapacidad laboral a un vendedor de la ONCE enfermo de esclerosis múltiple

El INNS había denegado al hombre la prestación porque la patología tiene tratamiento y su estado era estable

J. G. Albalat

Delegación del INSS en Barcelona.

Delegación del INSS en Barcelona.

S. G. B tiene 39 años y su última profesión habitual era un vendedor de cupones de la ONCE. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le denegó la incapacidad permanente a pesar de padecer esclerosis múltiple, con afectación a diversos órganos del cuerpo. Pero un juzgado ha enmendado la plana y se le ha concedido la incapacidad absoluta, que abarca no solo su oficio, sino cualquier tipo de trabajo, a la vez que le otorga el derecho a percibir una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora de 928 euros al mes.

EL INSS denegó al vendedor de cupones de la ONCE la prestación de incapacidad permanente al considerar que las lesiones que padecía eran anteriores a su afiliación a la Seguridad Social y al inicio de su relación de trabajo y no haber experimentado agravación que le disminuyera o anulara su capacidad para ejercer su labor profesional. Incluso, en el dictamen previo, se especificaba que S. G. B. había experimentado cierta mejoría tras el tratamiento.

Sin embargo, durante el proceso judicial, tramitado en un juzgado social de Teruel, lugar de residencia de S. G. B, el centro Tribunal Médico de Barcelona, que presentó la demanda, pudo demostrar que la esclerosis múltiple que padecía le provocaba severos problemas visuales y gravísimas dificultades de movimiento (por distintas enfermedades musculares). La sentencia recoge, de esta manera, que el vendedor de cupones tiene  “limitaciones para actividades de la vida diaria”, a la vez que destaca que se ha producido un “empeoramiento progresivo de su enfermedad”.

IMPOSIBILIDAD DE TRABAJAR

El juzgado ha rechazado el argumento del INSS de que la patología que padece el hombre tiene tratamiento y su estado era estable, por lo que podría continuar trabajando, ya que su función no conllevaba grandes exigencias físicas. En este sentido, la sentencia detalla que la dolencia de S. G. B. “le imposibilita de llevar a cabo cualquier actividad laboral por liviana que sea con un mínimo de profesionalidad y eficacia”.

En la actualidad, según datos de la Sociedad Española de Neurología, se diagnostican cada año en España unos 1.800 casos nuevos de esclerosis múltiple. Es más frecuente en las mujeres, y suele aparecer entre los 20 y 40 años. Tras los accidentes de tráfico, esta patología es la segunda causa de discapacidad más frecuente entre los jóvenes españoles, según fuentes jurídicas.

Temas Pensiones