Ir a contenido

LAS CUENTAS DE LA GENERALITAT DEL 2016

El Govern aumenta el gasto de los departamentos en 1.103 millones, un 5,3% más

La reducción de los intereses de la deuda dan un balón de oxígeno de 850 millones de euros

Olga Grau Salvador Sabrià

El vicepresident Oriol Junqueras entrega los presupuestos a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

El vicepresident Oriol Junqueras entrega los presupuestos a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. / JULIO CARBÓ

El vicepresidente Oriol Junqueras ha presentado este martes los que calificó de "presupuestos socialmente más ambiciosos" de la Generalitat y que han sido posibles gracias a la mejora de la situación económica. Así los definió tanto en el momento de entregar el pendrive con el proyecto de las cuentas del 2016 a la presidenta del Parlament Carme Forcadell, como en las posteriores explicaciones públicas ante los medios. El acento social pretende marcar tanto el peso de ERC en el Govern, como convertirse en el principal incentivo para captar el voto de la CUP.  

Las cuentas de la Generalitat incorporan un gasto no financiero de 23.747 millones de euros, con un incremento moderado del 1,5% respecto a las cuentas del 2015. Sin embargo, el presupuesto disponible para los departamentos se ha incrementado en un 5,3% gracias a la reducción de los intereses de la deuda, al aumento de los ingresos por la mejora económica y a los 1.407 millones de euros procedentes de la liquidación del 2014 del modelo de financiación, que fue mucho mejor que lo que había presupuestado el Gobierno central aquel año. El déficit previsto en el proyecto cumple el objetivo del 0,7% del PIB asignado por el Gobierno central y lo cifra en 1.490,5 millones de euros. El vicepresidente Oriol Junqueras calificó este objetivo de déficit de "arbitrario, injusto y contraproducente", porque se ha aplicado a las autonomías un ajuste "superior al que correspondía según la ley de estabilidad". 

El incremento del gasto de los departamentos se sitúa en 1.113 millones de euros, de los que el 73,6% se focaliza en gasto social, concretamente una partida de 874,3 millones de euros, como avanzó El Periódico en la edición del martes

Este es el principal guiño que realiza el Govern a la CUP en el proyecto, aunque deja la puerta abierta a otros posibles acuerdos con el objetivo de lograr el voto favorable de los anticapitalistas. Así, los recursos al plan de choque que reclama la CUP estaban cifrados en 280 millones y ahora el proyecto de ley los amplía, según los cálculos del Govern, hasta un total de 874 millones. Además, Junqueras recalcó que en cada departamento hay partidas que encajan con los compromisos del citado plan de choque. Así, de los 252 millones de más dedicados a educación, destacó los incrementos en becas comedor y  transporte escolar; de los 316 millones de salud, la reducción de las listas de espera, 173 millones a trabajo y asuntos sociales (con mayor atención a la renta mínima de inserción); 28 millones a Governació y administraciones públicas (para casos de emergencia habitacional como destacado); 10 millones a Empresa (con incrementos para hacer frente a la pobreza energética) y otros 93,5 millones al transporte público de viajeros.

Junqueras ha definido las cuentas del 2016 como unos presupuestos "rigurosos y ambiciosos desde la perspectiva social e impulso del crecimiento económico". "Han sido posibles gracias a una mejora del contexto económico que ha facilitado un aumento de los ingresos y contribuye a reducir los intereses y por tanto el coste de la deuda", según el vicepresidente, quien destacó que la economía evoluciona favorablemente, según los indicadores de primer trimestre del año. El cuadro macroeconómico con el que se ha elaborado el presupuesto prevé un crecimiento del 2,9% del PIB este año, dos décimas más que el estimado por el Estado, gracias sobre todo al impulso de la demanda interna y el consumo.

FINANCIACIÓN DE LOS MOSSOS

El vicepresidente ha destacado que los presupuestos se han elaborado de acuerdo con las "posibilidades presupuestarias", es decir sin utilizar fórmulas de financiación estructuradas a largo plazo, como el llamado método alemán. Este año, por primera vez desde el 2003, toda la inversión neta que se hará irá a cargo de los presupuestos del año. También como muestra de rigor, Economia reitera que solo ha contado con los ingresos con los que está seguro que podrá contar, es decir que no están pendientes de una negociación política, a diferencia de lo que se había hecho en presupuestos anteriores. Con una excepción destacada: el Govern anota como ingresos los procedentes de la revisión efectiva de la financiación de los Mossos d'Esquadra. No es una cifra menor: ronda los 532 millones de euros, de los que 265 millones corresponden a ejercicios anteriores al 2010 y los otros a razón de 89 millones por año. Según Junqueras, cuentan con este dinero porque el Ministerio de Interior se comprometió a ello y solo falta que se convoque la Junta de Seguretat para autorizarlos.

Junqueras ha manifestado ante la presidenta de la cámara que espera conseguir el apoyo político para tirar adelante las cuentas y que "este presupuesto es mejor que una prórroga".

La deuda sigue creciendo pero a ritmo precrisis

El proyecto de presupuestos de la Generalitat para el 2016 prevé que la deuda seguirá aumentando, aunque lo hará a un ritmo similar al del 2007, justo ante de empezar la crisis. En total, el Govern prevé que la deuda ascienda a 76.610 millones al cierre del 2016, con un incremento del 6% y que supondrá una cifra equivalente al 36% del PIB de Catalunya. Los intereses por el pago de la deuda, gracias a la refinanciación y a los menores tipos, bajarán de los 1.713 millones del 2015 a 863 este año. 

LA PAGA EXTRA DE LOS FUNCIONARIOS, SIN PARTIDA

El proyecto no incluye ninguna partida específica para el retorno de una parte de la paga extra pendiente del 2012 a los funcionarios, porque el Govern prevé hacer efectiva una parte de la misma en el 2017. Sin embargo, los sindicatos siguen negociando, sin éxito, con el Ejecutivo para que se adelante una parte de la misma este año. El secretario general de Economia, Pere Aragonés, destacó que en la partida del fondo de contingencia, dotada inicialmente con 240 millones de euros podría servir para ello, en caso de un acuerdo.

34,5 MILLONES PARA ACCIÓN EXTERIOR

El Govern destinará 34,1 millones de euros para relaciones exteriores y cooperación para el desarrollo, con el objetivo de impulsar y coordinar "la acción exterior de la Generalitat" y generar sinergias con la "acción exterior de otras instituciones y entes públicos". También dedicará 10,1 millones "relaciones institucionales" que incluyen "impulsar la participación de la ciudadanía en la elaboración de políticas públicas", y que el vicepresidente enmarcó en las consultas relacionadas con el "procés".