GRANDES INFRAESTRUCTURAS

Las obras de Canal de Panamá llegan a su fin

España busca nuevas oportunidades de inversión en el país después de que la gran infraestructura construida por Sacyr esté a punto de inaugurarse

En dos años Panamá licitará obras por valor de 4.000 millones de dólares

 Un barco carga contenedores al lado del nuevo Canal de Panamá.

 Un barco carga contenedores al lado del nuevo Canal de Panamá. / AP / ARNULFO FRANCO

Se lee en minutos

Más de tres años litigando en el Tribunal de Arbitraje por los sobrecostes del Canal de Panamá -más de 3.500 millones de euros- no han mejorado las relaciones entre Sacyr y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). No son particularmente fluidas para tratarse de dos socios que acometen una de las obras de mayor envergadura que se han realizado en Latinoamérica en la última década. Una pequeña muestra de esa tirantez quedó reflejada en la noche del lunes en la mbajada española de la ciudad de Panamá, donde la ministra de Fomento, Ana Pastor, impuso la condecoración al mérito civil que España ha otorgado al ministro panameño para el Canal, Roberto Roy.

En el acto protocolario, los parlamentos expresaron el agradecimiento al trabajo realizado por el ministro para hacer que la gran obra culmine: “De verdad ha intentado que esta gran obra salga adelante”, destacó Pastor, después de recordar los problemas que tuvieron que ser superados cuando Sacyr -líder del grupo empresarial que ha llevado a cabo el proyecto- paró las obras a finales del 2013.  Sin embargo, que la delegación panameña fue limitada: el propio ministro y su familia y nada más. Se dejó notar la ausencia del administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, el hombre que ha representado con dureza los intereses del país frente a las reclamaciones del Grupo Unidos por el Canal (GUPC).

Roy reconoció que, al menos, el litigo se ha mantenido en el marco estricto del contrato -se resolverá en los tribunales- y destacó el papel del Fomento y de la propia ministra como el factor clave para que el proyecto haya tirado adelante. De hecho Pastor ha estado estos días en Panamá promocionando la ‘marca España’, con el propósito -y así se lo ha hecho saber al presidente del país, Juan Carlos Varela- de que las empresas españolas puedan seguir optando a los proyectos de infraestructuras que tiene en marcha Panamá. Durante la presente legislatura se propone invertir algo más de 19.000 millones de dólares en diferentes proyectos.

INVERSOR ACTIVO

Te puede interesar

Panamá es uno de los países de Latinoamérica más activos en inversión en estos momentos por delante de Brasil o México. Entre este año y el próximo se licitarán proyectos por valor de 4.000 millones de dólares en infraestructuras de transporte y saneamiento. Destaca la Línea 3 del metro, así como el cuarto puente sobre el Canal de Panamá por el que puja la propia Sacyr con la coreana Hyunday y ACS y que tiene un presupuesto de más de 1.000 millones dólares. Entre los proyectos de saneamiento destaca un contrato de más de 4,5 millones de dólares que lleva a cabo la empresa pública Ineco. Según Fomento, las empresas españolas se adjudicaron el pasado año proyectos por 1.700 millones y se mantienen a la expectativa para participar en nueva iniciativas. Como dijo el propio Roy: “Las empresas españolas siempre han estado y Panamá y seguirán estando”.

Sin duda, la presencia de Sacyr es evidente: el próximo 31 de mayo hará entrega de las obras ya terminadas a la ACP. Con cierto retraso sobre las primeras previsiones y con un coste final del doble de los presupuestado, si se contabilizan los 3.500 millones reclamados. Los obras se inaugurarán oficialmente el 26 de junio, el mismo de las elecciones generales en España, lo que hará difícil la presencia de ningún político español en la cita. Se espera, eso sí, la presencia del Rey Juan Carlos, así como la de los máximos representantes americanos, entre ellos, el presidente de EEUU, Barack Obama.