Ir a contenido

ACUERDO SOCIETARIO

Adiós a Catalunya Banc

La junta de accionistas de la entidad financiera ha aprobado la integración de la entidad catalana en el BBVA

Con esa integración desaparecen los últimos vestigios del sistema de cajas de ahorros catalanas

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Sede de CatalunyaCaixa en Barcelona.

Sede de CatalunyaCaixa en Barcelona. / ARCHIVO

La junta general de accionistas de Catalunya Banc ha dado hoy el último paso para la integración de la entidad financiera catalana en el grupo bancario de origen vasco. Ha aprobado el acuerdo de fusión en Catalunya, donde hasta ahora existían dos sociedades, con dos consejos de administración, además de dos marcas (BBVA y CatalunyaCaixa). El banco que preside Francisco González, será así, una vez inscrito los acuerdos adoptados hoy en el Registro Mercantil, una sola entidad, si bien mantendrá las dos marcas.

El acuerdo, además del evidente efecto directo, supone el cierre del mapa financiero de Catalunya. Catalunya Banc se integra en una entidad mayor de ámbito internacional cuya sede social está en Bilbao, pero a efectos de mercado se integra en la segunda firma catalana en varios de los ámbitos de negocio. Se consolida con un 25% de cuota de mercado por detrás de CaixaBank y 2,6 millones de clientes en Catalunya.

El movimiento societario se inscribe en el proceso de digitalización emprendido por el el BBVA. Así, la fusión en una sociedad implicará también la migración de los sistemas informáticos que hasta ahora utilizaba Catalunya Banc a los del BBVA. Esa circunstancia se producirá en el tercer trimestre de este año, cuando, definitivamente, se concretará la efectos prácticos la operación de fusión de los dos bancos y sus respectivos consejos.

DOS ENTIDADES CATALANAS

Por lo demás, esa integración supone el entierro del sistema catalán de cajas de ahorro. De hecho, la defunción es anterior aunque todavía en CatalunyaCaixa permanecían los vestigios de las tres cajas que la constituyeron (Catalunya, Tarragona y Manresa). Solo eran tres de las 10 que tenía el territorio antes de que se iniciara la crisis financiera. De ellas solo queda una: CaixaBanc, aunque convertida en banco. La Caixa da nombre a la fundación bancaria que controla la mayoría de las acciones de la entidad financiera. 

Antes del proceso de integración financiera La Caixa tenía 248.496 millones de euros de activos: hoy CaixaBank tiene 366.794 millones. Entretanto, la entidad catalana ha realizado numerosas operaciones, algunas muy pequeñas -como la absorción de Caixa Girona o de Bankpyme, otras grandes como Banca Cívica o el negocio minorista de Barclays.

Cuando empezó la crisis, el Banc Sabadell tenía un balance de 76.776 millones. Al cierre del pasado marzo tenía 167.480 millones de euros de activos, gracias al  protagonismo que la entidad tuvo en el proceso de reestructuración. La más relevante fue sin duda la adquisición de CAM, la Caja del Mediterráneo. El banco que preside Josep Oliu y que lidera el mercado de empresas en Catalunya, ha llevado a cabo otras integraciones, pero destaca el negocio de Caixa Penedès en Catalunya, adquirido a BMN. 

CaixaBank y Sabadell engullieron dos de las antiguas cajas catalanas, con lo que suman tres del anterior 'status quo'. El BBVA ha acabado integrando a las otras seis: primero las tres cajas de Unnim (Terrassa, Sabadell y Manlleu) y ahora CatalunyaCaixa (que integraba a tres).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.