Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Nissan acude al rescate de Mitsubishi tras el escándalo del consumo de sus minicoches

La primera se convierte en el principal accionista de la segunda al comprar el 34% de las acciones

Concesionario de Mitsubishi en California.

Concesionario de Mitsubishi en California. / REUTERS / MIKE BLAKE

Nissan ha acordado la compra del 34% de Mitsubishi Motors por 237.000 millones de yenes (unos 1.900 millones de euros), lo que permitirá a esta última compañía afrontar la crisis en que se encuentra tras admitir que falseó datos de consumo de sus coches.

Según los términos del acuerdo, Nissan comprará 506,6 millones de acciones de nueva emisión de Mitsubishi a un precio unitario de 468,52 yenes (3,77 euros), lo que le permitirá convertirse en el principal accionista de la corporación, en la que Mitsubishi Heavy Industries ostenta en torno al 20% del accionariado.

El anuncio de la transacción ha hecho subir un 16% las acciones de Mitsubishi en la bolsa de Tokio mientras que las de Nissan han retrocedido cerca del 1,5%.

FRAUDE EN EL CONSUMO

La operación permitirá a Mitsubishi hacer frente en mejores condiciones a la crisis provocada por las investigaciones acerca de la manipulación desde hace décadas de la información sobre consumo de carburante de sus minicoches.

La compañía se expone a fuertes multas en su mercado de origen, donde los automovilistas pueden disfrutar de exenciones fiscales por el uso de vehículos más eficientes.
Aún se desconoce el importe total de las indemnizaciones a pagar a los conductores y puede que incluso al Gobierno nipón, si se establece finalmente que los modelos implicados en el escándalo no debían estar en realidad sujetos a ayudas públicas.

OTROS VEHÍCULOS AFECTADOS

Mitsubishi admitió en abril que falseó los datos de consumo de combustible de 625.000 minivehículos (aquellos con motores de menos de 660 centímetros cúbicos) vendidos en Japón, y tras la investigación para determinar el alcance del escándalo, reconoció que estas prácticas se habían extendido a otros modelos.

Desde que se conoció el fraude Mitsubishi ha dejado de producir minivehículos cuyas ventas se han reducido a la mitad en Japón, el principal mercado en el que se comercializan.

Bajo la tutela del segundo mayor fabricante de Japón -y cuarto mayor del mundo en virtud de su alianza con la francesa Renault- Mitsubishi espera acometer una serie de reformas que le permitan restaurar su dañada imagen. Las ventas combinadas de Nissan, Renault y Mitsubishi sumaron 9,59 millones de unidades en el 2015.
 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.