Ir a contenido

LUCHA CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO

El BCE dejará de imprimir billetes de 500 euros

El Banco Central Europeo podría adoptar la decisión este mismo miércoles

Los inspectores cuestionan la eficacia de la medida pues los billetes seguirán siendo de curso legal

ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

Los billetes preferidos por la delincuancia de todo tipo. / ATLAS

El BCE podría decdir este mismo miércoles dejar de imprimir a partir de ahora billetes de 500 euros, según publica en su edición digital The Wall Street Journal.

El presidente del BCE, Mario Draghi, admitió en febrero pasado que el organismo estaba considerando retirar de la circulación estos billetes de alta denominación por la «creciente preocupación» en la opinión pública de que están siendo utilizados para actividades delictivas, como la corrupción o la financiación del terrorismo.

ACTIVIDADES ILEGALES

«Los billetes de 500 euros son vistos cada vez más como un instrumento de actividades ilegales, y es en ese contexto en el que estamos considerando acciones en ese frente», indicó Draghi en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara en febrero pasado.

Ahora, según publica el diario estadounidense, podría adoptarse la decisión en la reunión del Consejo de Gobierno del BCE que se celebra este miércoles en Francfort.

DE CURSO LEGAL

La propuesta, que se debate en el BCE incluye que los billetes en circulación seguirán siendo de curso legal, al menos hasta que toda la nueva serie de billetes se impriman, para lo que aún quedan varios años.

Además, según las fuentes citadas por The Wall Street Journal, se seguirá permitiendo canjear estos billetes en las oficinas de los bancos centrales incluso después del cese de la impresión y una vez después de que dejen ser de curso legal.

"Hay una mayoría en el Consejo de Gobierno que quiere acabar con los billetes de 500, lo que significa que la serie Euro 2 no los incluirá", afirma una de las fuentes consultadas por el medio estadounidense refiriéndose a la impresión de la segunda serie de billetes del banco.

ESCEPTICISMO ENTRE LOS INSPECTORES

"Es una medida positiva, pero de escaso calado" valora el presidente de la Organización Profesional Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), José Luis Groba.

Desde su punto de vista "no va a servir para la lucha contra el terrorismo" y ello por tres razones. La primera de ellas, porque el billete de 500 seguirá siendo de curso legal durante mucho tiempo y podrá cambiarse en cualquier momento, "sin prisa", como aún pasa con las antiguas monedas de peseta.

La segunda razón de la inefacia de la medida -según los inspectores- es que para cambiar los billetes de 500 euros por otros de menor denominación no habrá que dar explicaciones sobre su origen. La IHE defiende desde hace años la desaparición definitiva de los billetes de 500 euros, que dejen de ser de curso legal de inmediato, y que se abra un plazo para canjearlos por billetes de menor denominación tras explicar su origen. "Detrás de cualquier operación opaca al fisco siempre hay billetes de 500 euros", asegura.

En tercer lugar, Groba pronostica que a medida que disminuya el tráfico de billetes de 500 euros, los delincuentes y defraudadores optarán otros mecanismos de pago, como los billetes de 200 euros o el bitcoin (dinero virtual).

"Lo que no tiene sentido es que existan billetes de tan alta denominación", añade el presidente de IHE. Salvo en Suiza, no existen en otros territorios. En EEUU, el billete de mayor denominación es el del 100 euros; en Reino Unido, el de 50 libras; en Japón, el de 10.000 yenes (81 euros). En Reino Unido se prohibió el uso del billete de 500 euros cuyo origen se atribuye a una exigencia de Alemania y Austria antes del nacimiento del euro, con el fin de compensar la desaparición del viejo billete de 2.000 marcos.

AMPLIA IMPLANTACIÓN EN ESPAÑA

Según datos del sindicato Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de la información del Banco de España, los billetes de 500 euros suponen ya el 75% del total del dinero en circulación en España, lo que equivale a 45.528 millones de euros.

Según Gestha, este porcentaje se ha triplicado desde el primer año en que entró en vigor la moneda única en enero de 2002, cuando apenas representaban el 25,1% del total.  Además, el peso de los billetes grandes sobre el dinero total en España es más del doble que en la zona euro, donde actualmente suponen casi el 30% de los 1,1 billones de euros que hay en circulación, a pesar de que la mayoría de ciudadanos de la UE nunca ha visto de cerca uno de ellos